Yosigo retrata el abandono del Llobregat

jueves, 2 abril, 2015

Por

 

Yosigo retratado por Cecilia Díaz Betz

El fotógrafo Yosigo ha lanzado el libro «Riu Avall», un proyecto fotográfico que retrata el deterioro del río Llobregat. Desde los espacios deshabitados que bordean el río hasta las personas que siguen viviendo en esos no lugares, un documento visual y artístico que funciona como testimonio de la historia de este río.

Yosigo // Riu Avall from haveanicebook on Vimeo.

Explica el momento en el que decidiste que ibas a emprender un proyecto fotográfico sobre el río Llobregat, el momento en que te enamoraste de esa idea…
En un principio la idea era intentar conocer la periferia de la ciudad. Jugar con la idea de utilizar las últimas paradas de cada linea de metro y hacer derivas sin ninguna intención concreta. En una de estas derivas acabé en el río y sentí una conexión especial, intuí que podían suceder cosas interesantes y empecé a curiosear…


¿Siempre fue concebido como un libro o se convirtió en libro a medida que lo disparabas?
La idea de libro en mi caso fue surgiendo a medida que avancé en el proyecto. Es una buena forma de articular y secuenciar las imágenes, de tratar de poner orden en todo lo que vas haciendo. Creo que si desde un principio disparas pensando en el soporte libro, acabas condicionado y pierdes cierta libertad.

Además del valor estético de las imágenes es inevitable que se carguen de una cierta denuncia por el abandono de la zona. ¿tuviste siempre en mente esa denuncia? ¿era una parte importante del proyecto?
En un principio la intención era hacer mas hincapié en el tema del abandono. Es una parte de la historia que quería contar, pero no la única. Diría que es una pata del proyecto, pero que a medida que recorría el río dejaba de tener tanta importancia. De igual forma, la contaminación del río, las minas de sal, etc, iban a tener más presencia. Pero finalmente preferí centrarme en la gente que convive con estas circunstancias, me parecía más interesante.


Cuál fue el proceso de producción del libro: ¿cuántas veces fuiste a disparar al río? ¿qué descubriste que no esperabas?
Estuve disparando durante un año, recorriendo el río en diferentes fases. Lo interesante en este tipo de proyectos es que a medida que disparas aparecen más cosas, se van abriendo puertas. Vas hablando con gente que te cuenta sus historias relacionadas con el río, y enseguida surgen nuevas historias relacionas. Creo que lo complicado es saber cuando cerrar el proyecto, porque una cosa te lleva a la otra y podría haber seguido profundizando y disparando mucho más tiempo.
Descubrí muchas cosas, tal vez la más llamativa es esa controversia entre la propia gente que convive alrededor del río sobre la industria y la contaminación en el territorio. También me llamó la atención el nivel de contaminación que soporta el río, y el poco caso que se les hace a las asociaciones que tratan de denunciar y poner remedio a la situación. Las escombreras salinas son un escándalo ecológico a media hora de Barcelona y parece que no interesa hablar mucho del tema en medios.


En el libro hay una combinación de paisaje, lugares abandonados y retratos de personas. Todas las imágenes juntas generan una narración, esa historia del lugar o del no lugar. ¿Cómo fue el proceso de selección y edición de las fotos?
Por mi forma de trabajar, acumulo muchas imágenes (tal vez demasiadas), y la parte más complicada de este trabajo fue intentar hacer una selección no muy extensa y que diera forma a la historia. Una vez decides no disparar más porque crees que tienes el material suficiente para contar “tu” historia, empieza la criba y tu relación con las fotografías. Tratas de madurarlas mirándolas una y otra vez, probando secuencias, tratando de asociarlas. En este proyecto, en la parte de edición y selección, he contado con la ayuda de mucha gente, ha pasado por muchas manos. Ésto ayuda porque muchas veces tienes un apego fuerte por determinadas imágenes pero no funcionan a la hora de contar la historia.

¿Por qué crees que Barcelona no se enorgullece de sus ríos? ¿qué hay detrás de este abandono?
Entiendo que no se enorgullece por el estado de los mismos. Detrás del abandono hay un pasado histórico relacionado con la industria -no sólo textil- y que por lo que sea no se ha procurado o conseguido revertir. En cualquier caso, ya no es tanto el abandono sino el deterioro de la zona en muchos de sus tramos. A lo largo del recorrido hay muchas colonias en desuso, pero también hoteles, balnearios, viviendas etc.


Si tal como destacas en tu nota de prensa, seguimos a Heráclito y todo cambia y no entraremos dos veces en el mismo río. ¿Cuál es el futuro del Llobregat?
No sabría responder a esa pregunta. Creo que es un río con muchas realidades diferentes, en función de sus tramos. Hay partes en las que se trabaja mucho más por la conservación de la zona (como la parte del Delta), en otras parece que grupos inversores están adquiriendo antiguas colonias para restaurarlas y hacer zonas residenciales…En cualquier caso, entiendo que la parte más complicada de revertir es el tema de la contaminación. Se siguen explotando recursos y vertiendo residuos sobre las aguas, y no parece que se tomen muchas medidas al respecto.


Internet limita el control del fotógrafo sobre cómo sus imágenes son enseñadas (a través de las búsquedas de google images, etc). ¿crees que esto ha contribuido al boom de los foto libros en un intento de controlar todo el proceso de visualización de las imágenes?
El denominado boom de los fotolibros responde a la suma de muchos factores, puede que esto que comentas sea uno de ellos. Aunque en internet también hay muchas formas de controlar este proceso, es cuestión de darle vueltas y saber aprovechar las virtudes de este medio. A mí me gusta el formato libro sobre todo porque sales de la pantalla, tocas algo físico, el formato, materiales…estableces una relación mucho más estrecha con el trabajo. Es una buena forma de visualizar o realizar un trabajo fotográfico, igual que puede serlo una exposición o una proyección.

¿Quienes son tus fotógrafos barceloneses preferidos?
Xavier Ribas siempre ha sido de mis fotógrafos favoritos, muy fan. También me gusta mucho el trabajo de Salvi Danés, Rafa Castells, Rita Puig-Serra, Salva López, Coke Bartrina, Alba Yruela…no se si son de Barcelona pero creo que todos andan por aquí.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial