UNIVERSO DE COLOR

lunes, 19 julio, 2010

Por

 

Una de las piezas más ..

Los asistentes contemplan la obra Gravedad, sé mi amiga

Hace poco más de una semana la Fundación Joan Miró inauguraba Partido amistoso-sentimientos electrónicos, la exposición más amplia realizada en el estado español de una de las videoartistas más reconocidas del mundo: Pipilotti Rist. La artista suiza, cuyo seudónimo homenajea la novela Pippi Calzaslargas de la autora Astrid Lindgren, fue la ganadora del premio Fundació Miró 2009, otorgado por la Fundación junto a Caixa Girona. La muestra incluye un recorrido por la trayectoria de Pipilotti Rist a través de trece instalaciones – dos de ellas creadas específicamente para la ocasión-, diez en la Fundació Miró y tres en el Centro Cultural de Caixa Girona. Os la recomendamos encarecidamente.

Entrar en el peculiar universo de Pipilotti Rist es dejarse llevar de forma relajada y amable, con una sonrisa, por la contemplación y la reflexión. Por eso, durante la exposición, en varias ocasiones, es necesario tumbarse en el suelo y contemplar. Es el caso de una de sus obras más conocidas Sip my ocean (1996), que consiste en una proyección sobre dos paredes de la sala en ángulo en las que se ve un fondo marino con cuerpos buceando, mientras suena una versión de Wicked Game de Chris Isaak, cantada por la propia artista.

A ritmo de Wicked Game, de Chris Isaak, cantada por la propia Rist

Fotograma de Sip my ocean

Imagen de previsualización de YouTube

A ritmo de Wicked Game, de Chris Isaak, cantada por la propia Rist

En una línea similar se sitúa la obra Gravedad, sé mi amiga, una proyección en la que aparecen personas y hojas de árbol flotando en el espacio. El espectador tumbado en el suelo ve las imágenes proyectadas en el techo, una situación que potencia sensaciones alrededor de la gravedad y que implica al visitante con la obra.

La instalación Temps lliure

La instalación Temps lliure

Doble llum y Temps lliure  –Pipilotti tiene la costumbre de titular las obras en la lengua del país en el que han sido presentados por primera vez- son los títulos de las  instalaciones creadas específicamente para esta exposición. La primera propicia un diálogo entre Rist y Joan Miró mediante la proyección de un vídeo sobre Femme, escultura de 1968 que forma parte del fondo de la Fundación. Mientras que Temps lliure es un bosque de palabras en catalán proyectado en unas cortinas que el espectador puede atravesar.

El móvil de Gina (2007)

Descontextualización: El móvil de Gina (2007)

Entre las obras restantes, toda destacables, El móvil de Gina (en la imagen) manifiesta una de las características de la artista suiza: un punto de vista particular y lejano del que mayoritariamente aceptamos como normal. La obra la forman una rama, una bola de cobre y una lágrima de plexiglás donde se proyectan primeros planos macro de vulvas sin que apenas se reconozca que es lo que se está visionando, cuestionando de esta manera connotaciones y tabúes sociales existentes sobre el cuerpo femenino.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial