Paral·lel: 10 sitios que quieres conocer

viernes, 5 septiembre, 2014

Por

 

La Avenida Paral·lel

La zona que abarca la estación de metro Paral·lel es muy conocida por los teatros de la calle Paral·lel (la eterna aspirante a convertirse en el Broadway de Barcelona), por míticos locales como el Bagdad o El Molino, y por consolidadas salas de conciertos como la Sala Barts o la Sala Apolo, que es además la sede de uno de los principales clubes nocturnos de la ciudad. Pero más allá de la superficie, lo cierto es que en la zona hay una creciente y cambiante oferta que merece la pena estudiar, potenciada por su condición de nexo entre tres diferentes barrios: Poble Sec, El Raval y Sant Antoni.

1. Jonny Aldana Bar
La calle Aldana se ha convertido en uno de los epicentros de la zona. El Bar Olimipia, es sin duda uno de los lugares de moda para tomar unas copas, y justo al lado se encuentra el Jonny Aldana Bar, que además de copas ofrece una interesante selección de elaboradas tapas con destacable oferta vegetariana.


2.La Casa de la Pradera
La calle Carretes ya puede considerarse un clásico y La Casa de la Pradera, uno de los locales por antonomasia del ambiente gay friendly alternativo. Además de conocidos y recomendables restaurantes como Las Fernandez y Lo de Flor, en la misma calle se encuentra el Lupita y muy cerca de éste, el Freedonia, locales que, más allá de su oferta nocturna, se han convertido en salas de conciertos de referencia para el underground Barcelonés. 

3. Ateneu Cooperatiu La Base
El Ateneu Cooperatiu la Base es un espacio autogestionado recién llegado al Barrio de Poble Sec. En el tiempo que lleva activo se han organizado destacables actividades, entre ellas una interesante conferencia sobre economía feminista con la mismísima Silvia Federici como invitada estrella. La iniciativa consta de una cantina con comida ecológica y bebida, ofrece un espacio físico de reunión, una cooperativa de consumo de alimentos ecológicos, biblioteca, espacio de crianza o club de informática.

4. La Pizza del Sortidor
Aunque técnicamente está más cerca de la parada Poble Sec, no queremos dejar de incluir La Pizza de Sortidor en esta selección. Esta pizzería, que había sido anteriormente La pizza del Raval, se encuentra en la calle Blasco de Garay, muy cerca de la plaza de la que toma el nombre (de visita muy recomendada, también). Algunos se atreven a aventurar que es la mejor pizza de Barcelona: sin duda es una de las mejores en calidad-precio. Se recomienda especialmente el servicio a domicilio ya que el local, aunque es agradable y supone una gran mejora respecto a su anterior ubicación, no está acondicionado y puede ser algo caluroso en verano. Además, las pizzas se sirven en una base cartón y las bebidas (con un precio estándar de 2 euros), en lata o vasos de plástico.

Ñam ñam: pizza de rúcula i mozzarela

5. Quimet & Quimet
El Quimet & Quimet es quizá el Bar de tapas por excelencia del barrio de Poble Sec. Ubicado en la calle Poeta Cabanyes, este bar lleva ofreciendo exquisitas tapas y montaditos desde 1914. El pequeño local, habilitado con unas pocas mesas altas y sin sillas, conserva su encanto a pesar de la frecuente presencia de turistas. Cuenta, además de con excelente comida, con una recomendable cerveza propia y una amplia selección de vinos.

6. Bodega Saltó
El Poble Sec se ha convertido en el barrio de moda en lo que a tapas y cañas low cost se refiere. Probablemente el máximo exponente de este fenómeno se encuentra en la calle Vilà i Vilà, contra cuyos precios nadie puede competir. Pero lo cierto es que la oferta se convierte algo más interesante unos pocos metros más arriba, en la calle Blai -conocida como la rambla del Poble Sec- la cual ha contado con una espectacular proliferación de locales en los últimos años. Se encuentran desde distintos bares con pintxos y cañas a un euro (entre ellos el Blai Tonight) a otros que ofrecen tapas algo más elaboradas, como la taverna Koska o La Tieta. También merece la pena visitar locales tradicionales del barrio que siguen en pie, como La Gran Bodega Saltó (en la calle Blesa, continuación de Blai).

7. Lia de’n Vicius
Este restaurante con apariencia de bodega se encuentra también en la calle Blai, pero en él se respira un ambiente más relajado que en los bares anteriormente mencionados. Sirven deliciosas ensaladas y platos del día. Se vende vino a granel y en ocasiones puede escucharse música en directo. Se rumorea que sirven las mejores croquetas de barcelona.

8.Bar Seco
El Bar Seco cuenta con una bonita terraza en las faldas de Montjuïc, alejada del bullicio de Blai. Su cocina se caracteriza por el uso de productos ecológicos, slow food, y por su oferta vegetariana. Además, se puede elegir entre una amplia variedad de cervezas, entre las cuales muchas artesanas, y también ofrecen bebidas ecológicas que no son tan frecuentes de ver en Barcelona, como la Bionade. Los perros son bienvenidos.

9.Refugi 307
A pocos metros de la terraza del Seco, en la misma calle Nou de la Rambla, se encuentra una de las entradas del Refugi 307, construido por los habitantes de Poble Sec durante la Guerra Civil para proteger a la población de los bombardeos. Es un ejemplo muy bien conservado de los más de 1000 refugios que se construyeron en la ciudad durante la guerra, y es muy interesante ver las diferentes funciones que desempeñó una vez finalizada la guerra. Forma parte del Museo de Historia de Barcelona y está abierto al público. Los domingos se ofrecen visitas guiadas a las 10:30, 11:30 y 12:30. También se hacen visitas guiadas a grupos con reserva.

10. Parc de la Primavera (Montjuïc)
Con solo subir algunos peldaños de los que quedan justo encima del Refugi 307 se llega a un bonito parque con increíbles vistas a la ciudad. Si se prentende continuar por la ruta, a pocos minutos a pie en dirección mar se encuentran los Jardins de Mossèn Costa i Llobera, conocidos popularmente como el jardín de los Cactus. En la dirección opuesta, algo más arriba está la Fundació Joan Miró, rodeada de muchos otros parques y jardines.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial