Nadie Lorenzo: de vital importancia

miércoles, 10 julio, 2013

Por

 


Si en casa nos gustan tantísimo las novelas de Santiago Lorenzo es porque están hechas a base de esas cosillas que consiguen brillar en medio de la miseria cotidiana; porque van trufaditas de detalles que te alegran la página igual que cuando te pones a hacer un arroz con lo que haya en la nevera y, oh, te sale riquísimo.

De ceniceros poco prácticos pero muy útiles en lo sentimental, como aquellos deformes que se le regalan cada marzo al padre que no fuma, están hechas la novelas de Santiago Lorenzo; de ideas de bombero que hacen que el protagonista, que es nadie (cito de memoria: ‘la vida está hecha de nadies: nadie pega el chicle debajo de la mesa y, cuando lo peguen, nadie lo habrá pegado’) y, de rebote, el lector, por un momento se crea alguien: porque a nadie le ha tocado la lotería si ese nadie no tiene dni; y porque nadie es nadie en la redacción de un periódico, pero ese nadie tiene que ir a cubrir esa noticia aburridísima. Así que siendo nadie, con las novelas de Lorenzo vemos que somos imprescindibles en nuestra nadidad. Por eso, insisto, nos gustan tanto en casa. Por eso hemos cogido ‘Los millones’ y la hemos devorado igual que hace un tiempo devoramos ‘Los huerfanitos’. O alrevés, que ‘Los millones’ era de antes, que la sacó Mondo Brutto cuando Lorenzo aún hacía cine y tenía la necesidad (o eso pensaba yo todo el rato al leerlo) de llenar más páginas fuera de los guiones con cosas que en los guiones no se podían contar y, si las contabas, a ver quién era el guapo que las actuaba bien después.

Lorenzo sabe contar mucho y bien. Lorenzo te pone personajes por ahí que no sabes a qué vienen pero que páginas más tarde hacen que todo cobre sentido. Hace que la perra del protagonista con los trenes en miniatura, por ejemplo, sea algo así como una solución final brillante; o que aquella inclinación tan molesta del suelo del piso de repente se vuelva providencial. Y paro ya, que estoy rozando el spoiler, aunque como en todas las novelas buenas, pero buenas, en ‘Los millones’ casi que lo único que importa del final es que el libro se ha acabado y, claro, ahora, ¿qué más vamos a leer?

Suerte que después ha llegado a casa John Fante. Lo tienen aquí , aún calentito, en catalán. (Tómense esto último y todo lo de Lorenzo también, claro, como recomendaciones que les hago para este verano que tenemos encima.)

Comprar «Los Millones» en Amazon

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial