La superheroína Ahida Agirre

viernes, 12 octubre, 2012

Por

 


Ahida Agirre podría ser un personaje de Sailor Moon, me apuesto lo que sea a que por las noches sale a la calle vestida de guerrera fluorescente y nos protege de los villanos extraterrestres de Barcelona. Ahida podría ser (si no lo es ya) una superheroína para todos nosotros, una joven superheroína nacida cerca de Bilbao en 1988 y afincada en la ciudad condal desde hace varios años -un lugar que para ella y para muchos se ha convertido en el centro de peregrinación joven y artístico por excelencia-.

Descubrí su página web viajando de blog en blog, de web e web, hasta dar con ella, y resultó ser, además, contacto de la fotógrafa Lucía Gómez Meca (mi prima lejana, qué cosas). Lo primero que conocí de su trabajo fue The Pony Shirt, y ya me quedé enamorada, pues encuentro en sus creaciones una constante, ese mundo medio infantil, medio adulto, lleno de colores lilas y rosas, morados y blancos, brillantes y juveniles. Me gustan especialmente sus obsesiones, sus referentes, la manera en que hace las cosas -como le da la gana- sin dejarse llevar por las modas del momento, sino por lo que a ella más le emociona.

A continuación os dejo con la conversación que mantuvimos hace unos días vía email, en donde trataremos de descifrar qué tiene esta ciudad, por qué es importante el arte hoy (en su caso la moda), qué significa ese arte para nuestra generación… y por supuesto, quién es, realmente, Ahida Agirre. Vean:

LM: Barcelona es la cuna de los Erasmus en España, también del turismo, y de muchas otras cosas que en ocasiones la hacen insoportable. Sin embargo también es el lugar que muchísimos jóvenes eligen o hemos elegido para comenzar nuestras vidas -profesionales, artísticas, nuestra simple independencia…- ¿estás de acuerdo conmigo? ¿Crees que hay un nuevo movimiento, o que esta es una suerte de meca para los jóvenes creadores? ¿Se puede equiparar esta vida a la de otras ciudades jóvenes como puede ser Berlín?
AA: Es verdad que en Barcelona hay muchos jóvenes que hemos tomado Barcelona como el punto de partida hacia otras ciudades de Europa. Como si fuésemos poco a poco, del pueblo a Barcelona y de ahí,después de un tiempo de preparación tanto personal como profesional, buscamos seguir desarrollándonos en Europa. Uh, qué grande Europa.

Diseño de la colección Make your own luck

LM: En tu caso personal, ¿por qué decidiste venir a estudiar diseño a Barcelona y no, por ejemplo, a Madrid, donde parece que las escuelas de moda gozan de buena -o demasiada- fama?
AA: Yo vine a Barcelona casi sin conocer la ciudad, pero supongo que si directamente me dirigí a Barcelona para desarrollarme artísticamente, es por una imagen de ciudad del estudiante de arte que parece tener. Yo vengo del Norte, y supongo que por razones políticas, no quería irme a Madrid.

LM: Si la moda es tu forma de expresión, ¿qué es lo que quieres expresar? Siempre me ha llamado la atención esa conexión que encontráis los que os dedicáis a este mundo entre “cómo nos sentimos” y “cómo queremos expresarlo mediante nuestro estilismo”. En un mundo en donde prima el “vestirse por aparentar” ante ese “vestirse para expresar”, ¿dónde se encuentran tus diseños?
AA: Que los diseñadores de Moda buscamos expresar nuestras emociones mediante nuestras colecciones, es algo que te enseñan en las Escuelas de Moda. Eliges inspirarte en los peces, o en la muerte. ¿Sabes?  Que todos tenemos que vestirnos cada día es un hecho. A partir de ahí, cada individuo tiene la libertad de elegir lo que quiere expresar: una estética, un sentimiento, una ideología política,…Creo que mis diseños se encuentran en un extremo o en otro depende de la prenda o colección. Lo que sí que es cierto, es que yo creo una cosa u otra dependiendo de como me esté sintiendo durante esos meses. Make your own luck tiene luz, buscaba demostrarme a mí misma esa frase que siempre me dice mi madre cuando estoy triste «Siempre hay una estrella brillando».


Vídeo presentación de The Pony Shirt

LM: En alguna ocasión has dicho que quieres que tu ropa llegue a los armarios de gente que ama tu universo pero que no tienen gran capacidad adquisitiva. ¿Cuál crees que es el papel de la moda en la crisis que nos está tocando? Como creadora y ciudadana de la generación de nacidos a finales de los ochenta, ¿te sientes partícipe de lo que podría ser un cambio en tu profesión?
AA: Yo intento ser práctica. Es muy fácil, si yo quiero vivir de la ropa que vendo (no que hago, si no que vendo), tengo que buscar maneras de hacer mis prendas accesibles. Los jóvenes queremos vestir de una manera y no podemos permitírnoslo, y creo que comprarte una prenda que te fascina puede hacerte sentir igual de importante como individuo que comprarte un DVD de una película que te encanta. Una de las maneras de rebajar precios, es la tienda online. Cuando una prenda va a una tienda, el precio se multiplica. Y a no ser que hagas una producción grande, en otros países etc, la confección de una prenda no tiene el precio que Inditex y H&M pretenden que nos creamos. Hay que conseguir que la gente sepa que a los jóvenes creadores no nos cosen una prenda en segundos y que intentamos que no se explote a nadie. En los tiempos que corren, entiendo que haya gente que no quiera pagar cuarenta euros por una camiseta y que prefiera ser partícipe de esta explotación a la que la globalización nos lleva.

LM: Pero hablemos también de cosas más alegres, tu mundo, tu universo: Hello Kitty, Sailor Moon, Scarlet Johanson, el rosa, lo brillante, la cultura pop… la niña-grande Tavi…. al ver tu web, tu Facebook o incluso los nombres de tus colecciones siempre pienso en una especie de cápsula temporal perdida en algún lugar remoto de los años 90. Un lugar lleno de fluorescentes y ojos manga. ¿Por qué te interesan todas estas cosas? ¿Encuentras inspiración en los dibujos animados más que en la realidad?
AA: ¡Sí! La purpurina, los dibujos animados, la magia, los unicornios,… me interesan porque me permiten alejarme de la realidad.Me gusta divertirme e inventarme personajes: la cheerleader, la colegiala,… La inspiración igualmente, la encuentro en la realidad. En la gente que como yo, utiliza la moda para divertirse y recrearse. De ahí que siempre diga que parte de mi inspiración llega de Japón. ¡Allí sí que saben divertirse!

LM: Para terminar, quisiera hacerte algunas preguntas más cortas y veloces:

1. ¿Qué tres famosos o personajes de la cultura te gustaría que vistieran tu ropa?
AA: Tavi, Tavi, Tavi.

2. ¿Qué marcas o a qué diseñadores te gustaría vestir a ti?
AA: Krizia Robustella, María Ke Fisherman, Senyor Pablo, Die Kosmonautin Laika…

3. ¿Qué prenda odias, detestas y jamás vestirías, así, en general?
AA: Los chalecos y las americanas me dan bastante asco.

4. Y lo más importante (bueno, lo más importante para mí) ¿cómo deberían vestirse los escritores en el s. XXI?
AA: De Ahida Agirre.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial