La chica polilla

lunes, 30 julio, 2012

Por

 


Hay un tipo de joven mujer barcelonesa que pulula por los días y las noches de la ciudad. Suele estar en todas las fiestas culturales habidas y por haber. Es delgadita, blanquita, tiene buen gusto al vestir y un gesto un poco antipático. Es la chica polilla: la cultureta de hoy en día.

1. El acto cultural: La chica polilla no va a un concierto para disfrutar de la música, sino que va a dejarse ver. Es por eso que permanece siempre en el fondo de los bares, con sus amigas. Que son tres, siempre las mismas. De hecho, son confundidas habitualmente, porque son todas intercambiables

2. El look: en la actualidad, Margaret Tatcher circa 1982. La chica polilla no quiere resultar sexy, así que ni hablar de un buen escote.

3. El drama de la chica polilla es que todo fluctúa muy rápido y debe cambiar de referentes constantemente. El año pasado le gustaba Caribou, ahora dice que Rita Indiana. Aunque esto último no es cierto. Como no sabe bailar, todos ritmos caribeños le resultan imposibles.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial