Especial Sant Jordi: 5 libros barceloneses

martes, 22 abril, 2014

Por

 

Con la llegada de Sant Jordi, la locura de los libros. Cada año centenas de novedades invaden las calles buscando al posible comprador en el día en que más libros se venden de todo el año. En Barcelonés no queremos ofrecer otra lista de novedades editoriales pero sí recomendar algunos libros que tienen a la ciudad como protagonista.  Hemos preguntado a escritores y personas del sector editorial -además de a nosotros mismos-, cuáles eran sus preferidos. Este ha sido el resultado.

1. Isabel Sucunza: “El libro que recomiendo a diestro y a siniestro estos días “Barcelona a cau d’orella” (Comanegra) de Xavier Theros. No solo es que pase en Barcelona, es que ES Barcelona; la Barcelona que queda de todo lo que se está borrando de Barcelona. Theros pasea por la ciudad apuntando elementos de las casas, edificios y calles que hablan de lo que éramos antes de toda la movida expoliadora que está sufriendo la ciudad en beneficio de una modernización mal entendida y puesta al servicio de los de fuera antes que de los de dentro.”


Isabel Sucunza es autora de “La tienda y la vida (Blackie Books)

2.Javier Calvo: La barca d’Isis“, de Joan Oller. “Un rescate editorial inesperado de una fascinante novela de los años 30 sobre espiritismo y filosofía oculta.”


Javier Calvo es autor de El jardín colgante (Seix Barral) o Corona de flores (Random House Mondadori), entre otros. 

3. Miqui Otero: “Mr. Frankie “sólo quiere regresar al país donde se enamoraba como en las canciones”. Por eso Carlos Zanón me comentaba que “quería escribir una novela desde dentro de una canción”: sin paja, sólo al grano, con estribillo con eco y estrofa trotona. Y vaya si lo ha hecho. La música pop, aunque la escuche tanta gente, sólo te habla a ti. A Zanón y a Mr. Frankie y al lector de Yo fui Johnny Thunders. Y cuando lo hacía muchas más veces, cuando el chispazo era casi diario, lo hacía en Barcelona. Zanón se lleva regulín con Barcelona. Barcelona era el centro de la ciudad, donde pasaban las cosas, adonde iba de conciertos. Él vivía en un barrio que no era Barcelona. En Horta: puertas esmeriladas, olor a bikini en la estación, trabajadores tomando carajillos a las once de la mañana. A ese barrio regresa el personaje, que fue la leyenda del punk-rock en su vecindario, pero que pagó el precio con adicciones y mandobles varios. Ahora vuelve al escenario de sus gestas juveniles con ganas de recuperar a su hijo y también su vida. Pero se mete a currar en un bingo. Y todo el mundo sabe que en un bingo sólo se entra a jugar y a beber y que uno sabe cuándo entra, pero no cuándo va a salir ni qué se habrá dejado dentro. La de Zanón es una novela espídica, de un lirismo sin pedantería que deja sin aliento. Se devora en una sentada y deja ardores pero también risa y lágrimas. Su Barcelona es diferente, la no-Barcelona, la preolímpica pero también la de su barrio. Y sus personajes son más que memorables, son especiales pero a la vez comunes: siempre la pifian, como niños que se disfrazan de adulto y que no saben cómo negociar con la vida, ya sea para atracar un banco o para entender a una chica. Yo fui Johnny Thunders es Un enano español se suicida en Las Vegas, de Casavella, y Encerrados con un solo juguete, de Marsé, y también Rompepistas, de Amat. Y ahí está, en el podio de la Barcelona que, pese a traernos problemas, tanto nos gusta. La que echamos de menos y la que buscamos siempre.”

 Miqui Otero es autor de La cápsula del tiempo (Blackie Books) y Hilo Musical (Alpha Decay)

4. En la selección de libros no podía faltar un libro de fotografía y para la recomendación, Sandra Arnaiz, gerente de Kowasa y colaboradora de Barcelonés, era la mejor prescriptora posible: “Si tuviera que recomendar un libro de fotografía de Barcelona para Sant Jordi sería “Barcelona vista por los grandes fotógrafos” (Editorial Lunwerg, 2013), un libro sin grandes alardes pero con una excelente selección de fotografías de importantes fotógrafos recopiladas por Paco Elvira. Sin un orden específico, el libro recoge pedacitos de la historia de Barcelona desde finales del siglo XIX hasta 2013 y nos ofrece una visión de la ciudad heterogénea y variable. Un mosaico con tantas Barcelonas como fotógrafos. Entre la selección de nombres no podían faltar Francesc Català-Roca, Joan Colom, Ramon Masats, Oriol Maspons, Xavier Miserachs, Toni Catany, Colita, Josep Brangulí, Leopoldo Pomés, Eugeni Forcano o Ricard Terré, cuyos imágenes contrastan con otras más contemporáneas como las de Raúl Belinchón, Jordi Bernadó, Joan Fontcuberta, Alberto García-Alix, Xavier Rivas o Txema Salvans. Entre los fotógrafos extranjeros destacan Bill Brandt, Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Elliot Erwitt, Josef Koudelka, Gerda Taro o David Seymour, y sorprenden las visiones de Martin Parr, Hiroshi Watanabe y Alex Webb.”

5. Desde la redacción de Barcelonés apostamos por un clásico. Y aunque esté lejos de ser una novedad “Nada” de Carmen Laforet -escrita en 1944 y ganadora del Premio Nadal en 1955-
es un imprescindible de cualquier estantería. Mediante la visión subjetiva de la estudiante Andrea, que llega a la ciudad para vivir en la oprimente casa de sus parientes de la calle Aribau, describe la atmósfera que se vivía en las calles de Barcelona durante la postguerra.

Create your free online surveys with SurveyMonkey , the world’s leading questionnaire tool.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial