Cinco poetas jóvenes a las que hay que seguir

lunes, 2 septiembre, 2013

Por

 

1. Gabby Bess (Estados Unidos, 1992)


Se ha comparado su actitud con la de Miranda July. Su poesía y su prosa han sido alabadas por Dennis Cooper, Blake Butler y Roxane Gray. Es muy joven. Es muy lista. Su poesía aborda el feminismo, la teoría de género, la reflexión sobre la juventud, sobre la propia poesía, sobre la soledad. Ha publicado «Alone with Other People». Porque Gabby Bess tiene algo de lo que Dorothea Lasky, Kendra Grant Malone o Cassandra Troyan nos trajeron con anterioridad… pero su frescura va más allá e inventa algo nuevo, algo propio y mágico. Para mí, Gabby Bess es la Tavi Gevinson de la poesía, o lo que es lo mismo: una musa perfecta de nuestra generación.

Steve Buscemi Eyes
Supine, I am watching TV.
In the dark, light moves against the wall
behind me as the scenes change on the TV
and nothing else happens
but night turning back into day. I witness it:
The nothingness, the feeling of wasting my day
off from work. I think about ingesting caffeine
to make myself more of a person
that is motivated and interested in life.
5 am on a Friday is a time that doesn’t exist to me
when I can sleep and my father is pulling
the trash can out onto the sidewalk.
Tonight/This Morning I have a distinct sense
of 5am and sadness in my stomach as I lie supinebut I can’t cry like this
because of gravity, maybe. Who do I need
to email to improve my life?
When Kanye says, “Ain’t no tuition for having
no ambition/and there ain’t no loans
for sittin your ass at home,” he is making
eye contact with me. Outside there is a singular bird
seemingly shrieking out
into nothing, performing the sadness
that I project onto her. It sounds
like a nervous breakdown,
I know this. I feel it
in the vibrato and the tree
branches, given temporary meaning,
clutched by light bird feet,
feel an immense sense of duty
to console. Feeling an immense
sense of duty, I want to call back to her
but the bird wouldn’t understand
that she wasn’t alone. There is nothing
I can immediately doto fulfill my sense of duty to everythin
that is suffering. Keep in mind,
that I would hurt someone
if I knew who to hurt. Am I
the ultimate goodness?
On the TV,
Steve Buscemi looks sad, the way his eye folds sag,
though he smiles and laughs
with slicked back hair.
He waits tables through the TV screen,
making the lights move on the wall behind me.
I lie and I watch him
I feel myself not cry
I hear the bird shriek
and then become apologetic sounding:
softer, slower, desperate,
and then silent to my ears.
But the bird can shriek at differing decibels,
heard or unheard to me, and I can only remain
supine; Steve Buscemi can always wait tables
through the TV screen like this,
even in death,
and I can watch him.

(poema original en inglés)

2. Rita Chirian (Rumanía, 1982)


Algo grande está pasando en Rumanía y aquí no nos hemos dado cuenta. Hace más o menos un año conocí al poeta Radu Vancu y me contó la cantidad de actos, publicaciones y fiestas relacionados con la poesía que los más jóvenes están realizando en su país. De entre todos los nombres, advirtió Vancu, uno de los más destacados es el de Rita Chirian, poeta y traductora del inglés y del francés; ganadora además de importantísimos premios literarios en Rumanía. Sus textos han sido traducidos a más de seis idiomas distintos y publicados en revistas de todo el mundo. Su pasión por la literatura se refleja en su labor como difusora, crítica e investigadora. La temática de sus poemas oscila entre la feminidad, la enfermedad, el trauma, y la expresión de la violencia interior. Ha publicado varios libros de poemas: «Sevraj», «Poker face» y «Asperger» y actualmente trabaja en una tesis sobre la poesía del comunismo. Porque algo grande está pasando en Rumanía, decía, y estoy segura de que el nombre de Rita resonará por mucho tiempo entre las mejores páginas de Europa.

The Production Line
maybe the solitude
distended eventually
empty rooms among synapses

«we must examine our pain.»

(no, not only planarians,
after decapitation, regrow their heads,
but keep their memory)

«we must look at people as if they were lines and protuberances.»

these unending strips,
the insight without perception and,
once in a while,
the butterfly collector’s hands

«geometry keeps us bolt upright.»

now it is known that nudity
is a kind of going upstream,
visible parts that make other parts invisible,
as in those scary
stories
with planes disappearing from the radar
and, when they alight,
after decades of roam,
the skeletons are still holding
hot paper cups,

the random movement of disclosure
and secret,
when we conquer,
we domesticate
and we bend
to our laws.

(poema escrito originalmente en rumano y traducido al inglés por la autora)

3. Nanna Juul Lang (Dinamarca, 1990)


En su Tumblr se define como: danesa, amante de los gatos, escritora, bibliófila, vegetariana, feminista y autista. Nanna Juul Lang es todas esas cosas, sí, pero también tiene veintidós años y escribe poemas tan breves como afilados. Cuando le escribo un privado por Facebook pidiéndole que me mande alguno de sus textos o que me cuente algo de su vida que luego yo pueda transmitir en esta revista, sólo añade que “lleva una vida estructurada y tranquila, con una mente desestructurada”. De entre sus autores preferidos aquí conocemos a algunos y otros apenas han sido traducidos al español: Charles Bukowski, Richard Brautigan, Sylvia Plath, Emily Dickinson, Dan Thurèll, Anaïs Nin, Ernest Hemingway, Sam Pink, Henry Miller, Jørgen Leth, Virginia Woolf, Koyanagi Reiko, Izumi Shikibu, Tove Ditlevsen, Lola Beidel, Charlotte Brontë, Jane Austen. Para Nanna la difusión de la poesía en Dinamarca también es un problema parecido al que encontramos en España: sabe que hay muy pocos lectores y desea la modernización y la puesta en alza de este género. Por eso confía en movimientos como el de la Alt Lit en EEUU porque le “provoca”, porque encuentra hermoso que tanta gente joven experimente, lea, y cree sin miedo. La poesía de Nanna (o toda Nanna, en general) también nos provocará. También nos enamorará.

(untitled poem)
in space with my corpse
little doll
five men died
to see
your sick red lips
exhale
the smoke from a burning earth

(poema originalmente escrito en danés y traducido al inglés por la autora)

4. Lieke Marsman (Holanda, 1990)


Supe de Lieke Marsman gracias a Transpoesie, un evento organizado en la ciudad de Bruselas que este año celebrará su tercera edición. A ella la invitaron en 2011 y yo fui en 2012. Desgraciadamente no pude conocerla en persona, pero sí leer algunos de sus poemas traducidos al inglés, y tratar que Google Translator me desvelara el significado de algunos de sus posts, de sus artículos o de sus estados de Facebook. Lieke Marsman ha publicado hasta la fecha un libro de poemas merecedor de grandes elogios y premios, pero la próxima primavera también verá la luz su segundo libro. Marsman asegura que en su país hay muchos jóvenes escritores con los que puede encontrarse en recitales o en las redes sociales, sin embargo la mayoría de sus amigos no son tan literatos. Sus influencias son varias y asegura no tener un escritor de cabecera, sino que va guiándose por sus últimas lecturas. De entre estas últimas influencias menciona los nombres de Ada Limon, Susan Sontag, Mark Strand, Matthew Dickman, A.M. Homes, Adam Clay o Brenda Shaughnessy. Su poesía habla de lo cotidiano, de los grandes sentimientos. Su poesía también azota, pues está llena de ironía.

Love in times of solitude
If you’re going to act like this I’ll have to point out your resemblence
to a piece of bread that has been dragged through water, I don’t mean
a muddy slice of french toast but a bun gone bad down the sink.
If you’re going leave it up to me I’ll start to have doubts – the difference
between anxiety and love is not a physiological fact but the result
of psychological interpretation my friend in therapy has told me
and I’m a real thinker, so there’s a problem. For fun we used to 

mix up titles of famous books, One hundred years of Cholera, Love
in times of solitude – is dangerous, I want to say, in times
of solitude something that isn’t love at all can start to seem
like a feeling that grows bigger and bigger in you, that is
indeed confusing, but it’s not love. If you’re going to be funny about this
I’ll feel obliged to send you a picture of a drooling cat, that’s funny,
if you’re going to act difficult I’ll doubtlessly have eight reasons

disproving your position and I’d like to name them here 1) I can’t stand
the idea of being ‘here and now’ with you and would like to push
that thought in front of me dragging you behind it 2) I am a loser
for whom the difference bewteen love and sex is not within reach, a
detached house done living, an almost empty office where nothing rests
but pianosounds, black coffee and the black in front of my eyes

is swarming 4) your favourite writer has an extensive bibliography
with a couple of apogees but I can name at least five authors who I think
are better 5) however I cannot make a birdhouse for you, I was bragging
6) your salamispaghetti is alright but my Kaiserschmarrn
is unsurpassable 7) being content is less happy than extasis,
true, but still my highest goal so I’d rather sit still in front 

of my rotten windowsills than end up moaning between
your stainless sheets 8.) you say that I’m a lucky dog, I am
in fact a crying poodle. But should you ever get that feeling
that you’re a useless person on a useless day again, consider
reading one of those literary classics, it might help you, sweetheart.

(poema originalmente escrito en holandés y traducido al inglés por la autora)

5. Lysiane Rakotoson (Francia, 1987)


Cuando pienso en poesía francesa siento que el tiempo se para a principios del siglo XX. Sé que suena exagerado, pero no os podéis imaginar lo difícil que es encontrar voces nuevas en esta bella lengua. Hace tres años, sin embargo, di con una poeta que supuso la excepción. Su nombre: Lysiane Rakotoson, autora casi única en su especie (la especie de los jóvenes poetas franceses), “difusora poética”, ganadora de importantes premios, gran lectora de Anna Ajmátova y Marina Tsvétaieva y autora de «Une neige et des Baisers exacts», un libro que podría anunciarla como una especie de hija extraña de Joyce Mansour y Alejandra Pizarnik cuyos versos se sitúan entre lo animal y la nieve. Insisto en que Lysiane es única: así que no le perdamos la pista.

(Sin título)

Mi único testamento es la caricia de mi mano
en tu vientre o cada mordisco dado a la fruta
y a las piedras. No puedo hacer nada más
que perseguirte en este canto, inventarte,
propagar en lo profundo de mis mañanas
la quemadura creciente que me atraviesa,
transformarme al mismo tiempo en cuerpo
conductor —
Porque el amor es una gloria invencible y
terca —
y tu boca se clava en mí como los barrotes
negros del mediodía.

(poema originalmente escrito en francés y traducido al español por LM)

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial