Lácteos artesanales y de aquí

viernes, 23 noviembre, 2012

Por

 


En estos tiempos prácticamente todos tenemos un supermercado al lado de casa, o incluso varios. Hacer la compra en los supermercados es cómodo, barato y rápido, pero la calidad de los productos frescos no es siempre la misma que encontraríamos acercándonos más a su fuente. Razón por la cual una gran parte de nosotros siversifica su compra acude a la panadería, la carnicería, la pescadería y las tiendas especializadas. Pues ahora nos podemos sumar a la lista comprando nuestros lácteos en una lechería, como las de toda la vida, en pleno siglo XXI.

He de decir que descubrí este pequeño local por casualidad. Paseaba por la acera de enfrente (están en Córcega delante del Hospital Clínico) y me pareció ver una vaquita. Al acercarme vi que era una figura de ese rumiante que nos daba la bienvenida a la tienda desde la puerta. En letras grandes el cartel ponía: Granja Armengol, pero lo que me hizo entrar (además de la vaca) fue la palabra «lleteria». Estaba entrando en un local que nos ofrece los productos directos desde la granja.

Es una tienda sencilla compuesta únicamente por un mostrador para cobrar y varias neveras abiertas. Pero esas neveras contienen una parte de lo que debe ser el paraíso de los lácteos. Yo he ido varias veces y he vuelto a casa con una bolsa llena de productos diferentes cada vez, aunque me mantengo fiel al flan de café desde la primera vez que lo probé y al mousse de limón desde hace menos tiempo.

Los yogures son su producto estrella con sabores exquisitos: avellana, plátano, piña, albaricoque… Tienen variedades con bífidus y otros desnatados. También tienen flanes desnatados de diferentes sabores como naranja o limón y una gran variedad de flanes de distintos tipos con requesón, vainilla, huevo o fresa. Todos los yogures y flanes se venden individualmente por lo que en vez de comprar packs de un único sabor te puedes llevar uno de cada.

En su gama de postres lácteos destacan los mousses de queso con arándanos, chocolate, avellana, fresa… Pero también sus deliciosas cremas: catalana, de chocolate o de requesón. Si lo que buscas son pasteles puedes encontrar de diferentes tamaños, todos con base de queso y diferentes ingredientes como pasas y piñones, arándanos o chocolate.

Los quesos son una parte importante de la oferta gastronómica de la tienda. El requesón es de lujo, pero también tienen quesos tiernos y curados de oveja, cabra y vaca.

Si el local de la calle Córcega 205 te pilla algo lejos para tus compras semanales, hay otras dos tiendas en la ciudad: en el Mercat de les Corts 215 y en la calle Milton 1. Puedes visitar su página para ver el resto de locales de Cataluña.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial