La adolescencia que nunca tuve

martes, 3 diciembre, 2013

Por

 


Jordi Estrada pasa desapercibido en grandes multitudes y gana en las distancias cortas. Y a veces se nota que está más allá que aquí. Detrás del chico tímido con look moderno se esconde un cineasta de los que escriben y dirigen sus propias películas a través de una mirada contemplativa y lírica. Él es una de las cabezas pensantes de Mayo Films, productora de cine y audiovisual de Barcelona, y el director del último videoclip de Evripidis and His Tragedies “Just a Kleenex”.

 

Jordi Estrada presentará su último corto  “Winter Wonderland” el próximo 7 de diciembre en el Freedonia del Raval. Después de la proyección Evripidis Sabatis (Evripidis and his Tragedies), Laura Antolín y Marc Ribera de Doble Pletina versionarán las canciones que aparecen en el corto. Aprovechamos para preguntarle a Jordi algunos detalles sobre Winter Wonderland y la ídilica etapa de la adolescencia.

¿Cómo nace Winter Wonderland?
Nace en el último año de carrera. No tenía la historia pero tenía los personajes que quería que estuvieran en un entorno natural/urbano. Y de hecho los personajes que presento son siempre bastante parecidos: personajes que son yo, con mis problemas, con todo lo que tengo en la cabeza, pero no con mi edad, que es casi 30, sino como si estos tuvieran 17. Creo que de algún modo construyo la adolescencia que yo nunca tuve. Como si las cosas que me pasaban con 18 años me pasaran también ahora. A veces con Ibai de Mayo Films, comentamos que queremos transmitir un sentimiento de melancolía de una cosa que nunca has vivido. Como cuando escuchas una canción de amor de otra historia que no es la tuya pero con la que empatizas y puedes llegar a sentir el mismo sentimiento.

La adolescencia parece una etapa muy importante para tí. ¿Qué tuvo de característico el Jordi Estrada de 17 años?
Mi adolescencia la pasé en Sabadell, mi ciudad natal, con muy pocos colegas, poco amigos y de forma bastante individual. La primera película que recuerdo que me impactó realmente fue Parque Jurásico y a partir de esa época me autoimpuse ir cada viernes al cine, al Multicine de Sabadell a ver los típicos taquillazos. Cuando entré en el ESCAC descubrí el cine de autor en el cual puedo encontrar mis referentes actuales.

¿Con qué tipo de propuestas audiovisuales te sientes identificado?
Aunque me resulta un poco pedante definirme a mí mismo creo que en todos mis proyectos, ya sean cortos como videoclips, intento mezclar existencianlismo y estética. Cine contemplativo no demasiado profundo a un simple vistazo.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial