Canciones para la ocasión: «In The Aeroplane Over The Sea», de Neutral Milk Hotel

martes, 15 abril, 2014

Por

 

Canción para hacer un repaso breve de todas las cosas que te inspiran en la vida y para que entres en una fiesta tarde, pero con ganas. Muchas ganas.

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de haber llegado tarde a una fiesta? ¿De haber descubierto un secreto que todo el mundo conocía? Me pasa todo el rato, con películas, canciones, series, festivales…quizás porque en general  no sigo muy de cerca la actualidad. Y en lo que la música se refiere, la que más me gusta se hizo cuando yo no había ni nacido o era un renacuajo. Hasta el britpop, la primera tendencia musical a que pillé en su momento, la pillé en su canto de cisne. Y luego, hay un monton de cosas que aunque estuvieron allí, yo simplemente no les daba importancia. El ruido, la fiesta, las risas y brindis y pasos de baile, venían desde el piso de arriba pero yo hacía como si no la escuchara.

Cuando salieron las primeras confirmaciones del Primavera Sound de 2014 mi newsfeed del FB se llenó de estados de gente que deliraba por Neural Milk Hotel. Y yo pensé, quien demonios son ellos y porque todo el mundo está tan contento? El nombre me sonaba de algun tiempo lejano pero no me acordaba ni de una canción de ellos. Así que me puse a escucharlos y con las primeras notas de «In The Aeroplane Over The Sea» mi corazón paró por un segundo y mágicamente volví a un lugar conocido, querido y a la vez una pizca borroso.

Era el 1998, estaba en mi primer año de la universidad, salía por discotecas indies, estaba haciendo nuevos amigos, pasaba mucho tiempo en el centro de Atenas, lejos de mi suburbio aburrido y sofocante. Me sentía aventurero, salvaje, divertido. Dos copas de vino me podían llevar a los cielos, cada cigarro me proporcionaba un placer inmenso, bailar tenía una connotación casi religiosa. Y cada día era una nueva aventura.

Aquel año todavía escuchaba la radio, cosa que poco tiempo después dejé de hacer para siempre, entre otras cosas. En las ondas de FM, la canción «In The Aeroplane Over The Sea» reinaba, por lo menos en los programas de música alternativa. Era imposible y fútil intentar escapar de ella. Flotaba en tu alrededor todo el día y toda la noche. La tarareaba en bucle, sin saber las letras, aparte de este tan característico, “soft and sweeeeeeeet” que se te queda pegado en el cerebro como un chicle. Siempre me alegraba oirla, aunque a la vez me sentía un poquito avergonzado por haberme dejado engatusarme de un sonido tan descaradamente americano….veréis, en aquella época todavía mis gustos eran muy cerrados y no quería ser infiel a mi anglofilia musical. Pero mi querido Britpop (que tanta alegría nos dio en sus días y que no pasó muy bien la prueba de tiempo con algunas excepciones), estaba ya muerto y sus seguidores buscaban nuevos caminos, otros hacía el lo-fi americano (incluso Blur, los reyes de la escena, probaron con en este estilo), la música de baile (el big beat y el drum n´bass, ¡que horrores!), la indietrónica o el resurgimiento de la música lounge. Oh dios, que tiempos más confusos.

Volver a escuchar esta canción, después de tantos años, fue como encontrarse con un conocido con quien te topabas casi cada día en tu adolescencia tardía, te caía bien pero nunca intentasteis ser amigos y que de repente esta persona tomara un papel importante en tu vida, se convirtiera en alguien íntimo con quien compartes la vida. Encima como si esta persona hubiera sido cercana de muchos amigos tuyos desde hace años. Siempre creí en las segundas oportunidades. Y la verdad es que me he visto en esta película continuamente con varias personas, ¿ómo no me pasaría lo mismo con una canción? Encima, con una canción tan emotiva, llena de sierras musicales y vientos, que habla de los temas recurrentes que no cesan de emocionarme, jamás, tal vez las cosas que hacen que mi mundo gire: el amor, la belleza, la mortalidad inevitable, el milagro y la tristeza de ser. Un encuentro, una cara bonita, sueños bellos, el paso de tiempo, un avion que esparza las cenizas de los enamorados post mortem, la juventud, el sol, las confesiones entre los amantes, la música en la calle, el sexo, los secretos, el final, la risa ante toda esa absurdidad. ¡Que maravilla!

Así que me uno con los demás que están contentos por la confirmación de Neutral Milk Hotel en el Primavera Sound. ¡Hola, he llegado a la fiesta! He tardado mucho, me han ocurrido un montón de cosas en el camino, ya os contaré, pero ya estoy aquí. Y con muchas ganas. Hasta que me muera y mis cenizas se esparcen desde un avión al mar inmenso.

«In the aeroplane over the sea»

What a beautiful face
I have found in this place
That is circling all round the sun
What a beautiful dream
That could flash on the screen
In a blink of an eye and be gone from me
Soft and sweet
Let me hold it close and keep it here with me

And one day we will die
And our ashes will fly from the aeroplane over the sea
But for now we are young
Let us lay in the sun
And count every beautiful thing we can see
Love to be
In the arms of all I’m keeping here with me

What a curious life
We have found here tonight
There is music that sounds on the street
There are lights in the clouds
Anna’s ghost all around
Hear her voice as it’s rolling and ringing through me
Soft and sweet
How the notes all bend and reach above the trees

Oh how I remember you
How I would push my fingers through
Your mouth to make those muscles move
That made your voice so smooth and sweet
But now we keep where we don’t know
All secrets sleep in winter clothes
The one you loved so long ago
Now he don’t even know his name

What a beautiful face
I have found in this place
That is circling all round the sun
And when we meet on a cloud
I’ll be laughing out loud
I’ll be laughing with everyone I see
Can’t believe how strange it is to be anything at all.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial