IN-EDIT Y PENNENBAKER-HEDEGUS

viernes, 12 noviembre, 2010

Por

 

Imagen de previsualización de YouTube

El documental musical está de moda en Barcelona y In-edit tiene la culpa, pero si algo se desprende esta edición es que también la tienen D.A. Pennebaker y Chris Hegedus. El merecido homenaje que el festival ha brindado a los realizadores –en colaboración con la Filmoteca de Catalunya– y que consistía en la programación de hasta siete de sus documentales musicales (entre ellos el mítico y pionero retrato de Bob Dylan en Don’t Look Back 1967, Ziggy Stardust And The Spiders From Mars, 1973, con David Bowie o Depeche Mode 101, 1989) ha permitido descubrir o rescatar estas imprescindibles obras, así como en el marco del festival, evidenciar su importancia en la gestación del género a través de la visible huella que han dejado en otros documentales actuales.

Hay que reconocer que el contexto, la magnificencia de la sala Aribau Multisalas casi siempre a rebosar, fue ideal para reencontrarse estos documentos y visionarlos en todo su esplendor. Y es que se trata de retratos tan cercanos y actuales que siguen transmitiendo una sensación de vivencia compartida, hecho fácilmente ilustrado a través de la siguiente anéctoda: Domingo 7, 22:15, último pase del festival. La descomunal sala casi llena a pesar de tratarse del tercer pase de «Monterey Pop» de la semana y de la pereza que suele acompañar dichas horas del domingo. Primero, el propio Pennebaker presenta el documental con su presencia entrañable, acto seguido comienza la proyección y rápidamente se olvida el frío, la pereza y la proximidad el lunes. Las imágenes prevalecen sobre las palabras. Una vez dentro, y después de varios conciertos, algo se rompe cuando Janis Joplin sube al escenario y su desgarradora actuación hace que se olviden también la pantalla y las butacas. La genial intérprete acaba su canción y la sala rompe en aplausos que se funden con los del propio público de Monterey. A partir de aquí, una fiesta hasta el final con protagonistas como Scott McKenzie, The Who, Jefferson Airplane o Jimmy Hendrix, quien nos ofrece su guitarra en llamas. Hora y media después de haber llegado, nos vamos a casa con una sonrisa en la cara y la sensación de haber estado allí. Todo un regalo para el espectador.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial