Homesession, arte a domicilio

miércoles, 21 noviembre, 2012

Por

 


Por más evidente que resulte nunca está de más recordarlo: el arte no vive sólo en museos y galerías. Está también en las calles, en las escuelas, en los colectivos y en otras muchas propuestas al margen de las instituciones y los circuitos comerciales. Una de esas pequeñas propuestas (casi casi underground) resulta también una de las más arriesgadas e innovadoras que existen hoy en día en Barcelona. Homesession es el proyecto personal de Olivier Collet y Jérôme Lefaure, dos franceses afincados en Barcelona que llevan desde 2007 poniendo su casa literalmente al servicio de la creación contemporánea. Desde un local convertido en vivienda (su vivienda) del barrio de Poble Sec, Homesession ofrece alojamiento a artistas que estén dispuestos a desarrollar su trabajo bajo su techo durante un período de tiempo que puede variar entre una semana y tres meses. La selección de artistas corre a cargo de Olivier y Jérôme y los únicos requisitos para poder solicitar residencia son ser joven y tener talento.

Durante el tiempo de acogida en tan particular hogar, los creadores invitados tienen total libertad para desarrollar su propuesta artística y desde Homesession siempre se favorecen la experimentación y el trabajo multidisciplinar. Finalmente, la estancia concluye en una muestra que más que una exposición es la coronación del proyecto, una celebración del propio proceso artístico a través del contacto con el público. Alejado del concepto de cubo blanco (Homesession no es una galería de arte) las exposiciones se convierten así en un diálogo directo entre artista, espacio y público.

Hasta el 30 de noviembre, Homesession acoge la exposición del último invitado de este espacio de creación: Fran Meana (Avilés, 1982), un talento emergente cuyo nombre empieza a despertar el interés de museos y coleccionistas. Blank, black, back es una recopilación de sus piezas más recientes que se irá transformando y ampliando hasta el día de la clausura, una selección de obras que se cuestionan conceptos habitualmente presentes en el trabajo de Meana como el azar, la autoría y el control sobre la propia obra, y donde siempre hay un lugar para lo inesperado.

La exposición, como el espacio, no es nada convencional. En el mejor sentido del término.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial