GIRL CURATOR: The Girl Inferno

domingo, 16 marzo, 2014

Por

 


Dentro de la obvia ventana exhibitiva que es Internet, los proyectos más brillantes que surgen en la red son aquellos que no siguen modelos concatenados con equivalentes 1.0. Sin gongorismos: las cosas más chulas online son las de gente haciendo lo que le da la real gana. Dentro de este -gracias a Dios- extenso apartado podríamos englobar a Raúl Minchinela y esa Rebelión de las Masas 2.0 que son sus “Reflexiones de Repronto”, las festivas retransmisiones bajo hashtags que Miguel Hemato realiza de programas estatales vía Twitter o la mescolanza de videoblog cinéfilo/miseria vital que James Wallestein dispensa desde Dimensión Fantástica. Jonathan Kovacs y Ramiro E entran, por supuesto y con Girl Curator, en este panteón.

Jonathan Kovacs es la esperanza blanca de no se sabe muy bien qué: estudiante de audiovisuales descubierto por Carlo Padial con “Nuestro Porno Favorito”, es capaz tanto de editar videos de promoción inenarrables para los Magic Francis Comedy Night como de aparecer en piezas rodadas a toda prisa por Burnin’ Percebes. Dandy entre basura, este performer tan salvaje como poco ortodoxo ha encontrado en la alianza con el fotógrafo de referencia Ramiro E su propia voz, cristalizada en un proyecto que combina instantáneas de chicas seleccionadas por Jonathan, a las que Ramiro roba el alma, con entrevistas en video a las mismas.


Parte de esa “generación de hombres criados por mujeres”, Kovacs y su fascinación por el género femenino tienen más de metodismo extraterrestre que de experimento sociológico; tanto las preguntas que Jonathan dispara a las modelos en las entrevistas -siempre bajo un cuestionario cerrado- como las fotos de las elegidas que inundan el Tumblr del proyecto, hablan más de él y sus preceptos que de las que deberían ser las protagonistas de cada una de las entregas. Pasamos pues del Girlz donde Ramiro lo presentó como único modelo masculino, al Curator donde su omnipresencia es patente incluso en las fotos de las chicas.

De entre de la extensa producción de Ramiro, las capturas que realiza para Girl Curator tienen una frescura sólo aplicable a lo lúdico; sin las ataduras que da un encargo, las chicas que se pasean frente a las lentes del fotógrafo se convierten en versiones kitsch de sí mismas con digital elegancia. Estéticamente, todo está cuidado hasta el último detalle, incluyendo el logotipo de este extraño ensayo filmado, donde tanto en el nombre de las modelos como en el “Curator” que sigue al “Girl” se nota el acento de la tipografía de neón con la que contaba el film “Drive”.

Con la firmeza de presentarnos chicas de las que apenas tenemos referencia, las píldoras -nunca mejor dicho- que han recetado hasta el momento Ramiro y Jonathan suponen el fogueo ante el obturador para Clara Rigby Reed, también aparecida en “Nuestro Porno Favorito” o en “Go Ibiza Go!” como pseudo-Pink, y para Judith White, fascinante dependienta en el centro de Barcelona. A estas dos modelos ya mentadas se les suma hoy una tercera, de la que en Barcelonés estrenamos en exclusiva fotografías y entrevista: la estudiante de ilustración Marta Jarque.


Lo más admirable de Girl Curator es su espíritu eminentemente epicúreo, realzando la búsqueda por encima de la meta, ensalzando la herida, nunca la mercromina. No hay trampolines en este proyecto para sus realizadores, pues ni una figura consolidada como Ramiro los necesita, ni un Jonathan cachorro y a la fuga volverá a repetir coordenadas para próximos proyectos; eso sí: que se lo están pasando como animales preparando cada nueva puesta de largo en forma de fotos/video es absolutamente patente y extensible al sentir de sus consumidores. Sin saber aún el diagnóstico de nuestros males, con lo que salimos seguro de la consulta de Kovacs&E. son, por el momento, tres puñados de piruletas.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial