Festival Americana: indie made in USA

jueves, 6 febrero, 2014

Por

 


Cada vez son más los certámenes de cine oculto que nacen en nuestra ciudad: a citas como D’A, Base Film Festival o Cine Low Cost -por no hablar de certámenes online como el Atlántida de Filmin- se les une ahora Americana Film Fest, muestrario de los más granado dentro del independiente americano afincado en Sundance, Tribeca o Austin, que del 13 al 16 de este mes se fogueará en los Cines Girona con la primera de sus ediciones. Sorteamos dos abonos de cinco entradas. Tan solo tienes que escribirnos un e-mail con tus datos y participarás en el concurso.

A tal motivo, seleccionamos cinco películas de su cartel que no os podéis perder:

THE MOTEL LIVE
Viernes 14 a las 18:30h
La novela en la que se basa «The Motel Live» viene firmada por Willy Vlautin, pero bien podría ser una adaptación de un número apócrifo de “Balas Perdidas”: la primera película de los hermanos Polsky se mueve en ese extraño extrarradio del cine negro en el que los protagonistas ya nacieron perdiendo. Dándole lingotazos al John Sayles más noventero, la huida que emprenden Frank y Jerry Lee -después de que el segundo atropelle mortalmente a un niño- tiene sus pasajes más memorables en las secuencias de animación con las que fantasean los hermanos protagonistas, claras alegorías a la pareja directora de la cinta en éste, su primer largometraje.

IN A WORLD…
Sábado, 15 a las 21h
Si Lena Dunham y Noah Baumbach parecían las únicas en turnarse el cetro del audiovisual feminista de corte moderno, Lake Bell les obliga a modificar su custodia compartida con la twee screwball «In a World…» La comedia, que en la secuencia inmediatamente anterior a sus créditos iniciales casi parece prometer un Impacto con BSO de Kasabian, se acaba convirtiendo en la adaptación -no autorizada- más brillante que ha tenido la Wonder Woman de imagen y, sobre todo, sonido: la pugna que Carol (Bell) mantiene con popes y paters de las voces en off, que envuelven comerciales y trailers de los que ella también quiere formar parte, no esconde para nada su metáfora de crítica al patriarcado, a la vez que consigue un todo divertido, tierno y muy elegante.

SHORT TERM 12
Sábado, 15 a las 23h
Si parecía que el cine social con espíritu independiente estaba condenado a los males endémicos heredados con «Precious», el primero corto y ahora largo «Short Term 12» supone un directazo de honestidad por su pretensión 0 para con el derribo de tabúes. Su cámara al hombro, nerviosa, no es un ejercicio estilístico en busca de un público objetivo educado por Andrea Arnold, si no que busca el mismo estado emocional de los supervisores y adolescentes en riesgo de exclusión social que conviven en el centro que da nombre a la película. Muestra de un nuevo independiente americano más domesticado que el que veían vuestros padres, lo peor que podemos decir de la película de Destin Cretton es que su guión es redondo y, sus performances, emocionantes.

UPSTREAM COLOR
Domingo, 16 a las 20h
Shane Carruth se ha tomado casi diez años para coger carrerilla tras su debut con la celebrada «Primer». Construyendo otro organismo de ciencia ficción difusa como ya hizo en 2003, el reto narrativo que emprende con su segundo largo tiene una envergadura de dimensiones mastodónticas; el complejo mecanismo que empuja el film, que impregnado por completo del “Walden” de Thoreu (una especie de programa de mano para descifrar los entresijos de la película) hojeado por sus protagonistas, hace que la filmografía reciente de Malick parezca tan densa como un Petit-suisse. De perfección aterradora, la vuelta a la alquimia cinematográfica de Carruth sólo puede ser motivo de celebración.

AIN’T THEM BODIES SAINTS
Domingo, 16 a las 22h
Esta fábula atemporal sobre la libertad parece el hacha perfecta para que Casey Affleck conquiste el respeto interpretativo que las masas niegan a su hermano Ben. David Lowery dirige esta road movie vivencial y consigue restarle el factor romántico -y aquí caben desde los arrumacos a los balazos en los hombros- que nos promete en sus primeros cinco minutos a los estimulantes noventa y uno que le restan. Como si frente a un Bonnie & Clyde con el indie subido y el pop bajo mínimos nos encontráramos, «Ain’t Them Bodies Saints» es la mirada madura a los aledaños de las relaciones sentimentales empañadas por actividades criminales.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial