Mundo pequeño

viernes, 22 marzo, 2013

Por

 

Món petit es una película documental que narra la historia verídica de Albert Casals. Este chico tenía 20 años cuando se inició el rodaje: su intención era la de viajar al punto más lejano de su Barcelona natal, un faro situado en Nueva Zelanda. El viaje contará con varias peculiaridades: acompañado de su novia Anna, con tan solo 20 euros en el bolsillo y sentado en una silla de ruedas. Una coproducción der TV3 que ha sido premiada en el último Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam.

Huyendo de la pena y el sentimentalismo, Món petit (mundo pequeño en catalán, pero también mi pequeño niño en francés) está cargada de optimismo y aventura. El no poder andar, desde la temprana edad de 5 años, no supone ningún impedimento para Albert, que supera cualquier obstáculo en la carrera con alegría y determinación.

La narración cuenta con el punto de vista personal de los dos protagonistas, cámara en mano, intercalando entrevistas con sus familiares. En total seis meses de viaje en los que Albert y Anna aprovecharon los pequeños conocimientos de cine y manejo de cámara que Marcel Barrena, el director del documental, les había impartido antes de su expedición.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Marcel supo de Albert al leer un breve diario sobre un niño de Esparraguera que viajaba por el mundo con silla de ruedas. Casi un lustro les llevó conseguir la financiación para el proyecto, dos años de montaje y muchos dolores de cabeza durante el imprevisible recorrido de los dos chavales protagonistas, debido en parte a la fascinante e impredecible mente de Albert. Más de 600 horas de material entre entrevistas, videos caseros de su familia y grabaciones en carretera. Un arduo trabajo de montaje por parte de Barrena, al que solo conocíamos por haber sido fugaz guionista de Alguna pregunta més? y por la muy recuperable tv movie Cuatro estaciones –premio Gaudi 2011 a la mejor película para televisión–, donde una bella Leticia Dolera mantenía un romance con un repartidor de pizzas.

Món petit puede adolecer cierta falta de ritmo debido a la interrupción constante del recorrido de Anna y Albert por parte de familiares y amigos, y desde luego nos deja con más ganas de Albert: un chico que desde los 14 años ha tenido el mundo a sus pies y al que sus padres le han dado alas para todo. No por ello Casals ha salido un consentido o un malcriado: ver tanto mundo a una edad tan temprana ha hecho de él un personaje poliédrico, mágico y cautivador. Toda una declaración de principios, un ejercicio de autoconsciencia, de sabernos dueños y sobre todo responsables de nuestras propias decisiones. El camino sí merece la pena.

En cartelera en Cinemes Girona (Digital Español) y Méliès Cinemes (V.O.S. Catalán)

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial