Barnacity en 5 tiendas de cómics

viernes, 21 febrero, 2014

Por

 


Antes de que los cómics se convirtiesen en objeto de consumo y regalo equivalente al de las ocho artes que le preceden, los aficionados al medio que aún se encontraban en pañales no tenían más remedio que dibujar una ruta une-puntos para rastrear en kioscos y papelerías cercanos las últimas novedades, saciando con más pena que gloria su sed de cuatricromía; para cuando el lector ya podía gatear por sus propios medios, las -2 de cada 24- páginas publicitarias que prometían templos dedicados por entero a su afición se convirtieron en guías de peregrinaje con destino claro: besar el suelo de aquello que los sabios llamaban “tiendas especializadas”.

ARKHAM COMICS
c/ d’en Xuclà, 16
Arkham no difiere de otras tiendas de mayor superficie en lo que a oferta se refiere. De hecho, es su reducido espacio el que la convierte en la tienda de cómics más equitativa para con su género: en la mesa que descansan las copias de Mondo Brutto o ejemplares de “Los Millones” de Santiago Lorenzo también lo hacen cuidadas ediciones de recopilatorios centrados en “X-Men” o “Batman”. Sus dependientes, afabilidad eterna y delantal con logo en ristre, son capaces de hablarte con la misma pasión de cómics underground importados como del número 700 de “Spider-Man”, seas o no parroquiano; aunque advierto que pisar la tienda y fidelizarse van, como Peter y MJ, de la mano.


FATBOTTOM BOOKS
c/Lluna, 10
Especializada por partida doble, Fatbottom es la respuesta necesaria a la oligarquía de pijamas y ojos rasgados que reina en la gran mayoría de establecimientos dedicados al séptimo arte. Centrada por entero a poner a disposición de sus clientes lo más granado de la escena de cómic independiente, en la tienda podemos encontrar desde fanzines y publicaciones de jóvenes editoriales patrias a cómics de importación, tanto europeos como pertenecientes al alternativo americano de Fantagraphics o D&Q. Epicentro de presentaciones festivas coincidiendo con la aparición de éste o aquel título, FB es como tener un Graf o un Gutter Fest todo el año guardando reposo los domingos.


ANTIFAZ COMIC
c/Gran de Gràcia, 239
Mi determinación primeriza por cruzar las puertas de Antifaz respondía a una necesidad de desvirtualizar a Carmen y Paco, personajes recurrentes en las tiras firmadas por Cels Piñol sobre el fenómeno fan. Además del aliciente por ver narizones en imagen real, el stock de la tienda ubicado en su planta inferior es un bendito castigo para espaldas y dedos: entre las cajas que atestan sus saldos de grapa, puedes hacerte con primeras ediciones españolas de “V de Vendetta”, ejemplares del “Superman” de John Byrne o números del “Factor-X” de Peter David a -cuidado- un euro tres piezas. Pero si lo que buscáis es cómic español, con un billete rosa de dos dígitos os sobra para llevaros a casa “El Hombre que Ríe” y un par de números de “Paracuellos”. A la mierda la espalda.


NEWTON COMICS
Riera Alta, 8
El catálogo de Universal Comics (quizás la tienda más popular del ramo junto a la santísima trinidad de Arco del Triunfo Norma-Alien-Freaks) es tan extenso que han tenido que colocar sus reliquias en otro establecimiento, donde largas hileras de cajas acogen números atrasados perfectamente conservados, mirando a su vez estanterías donde puedes dar con tebeos saldados aparecidos pocos meses atrás. Frente a lo luminoso y apolíneo de Universal, Newton nos vuelve locos por estar más cerca de ser la tienda de El Protegido que la de Big Bang Theory, cumpliendo estéticamente todos los clichés que tus padres tienen en la cabeza cuándo te dibujan mentalmente en estos locales.


ROYMAC
c/Bonaventura Calopa, 52
Otra pequeña trampa, pues es la única de la lista situada en el extrarradio de la Ciudad Condal. Llenando el hueco que dejaron en Sant Boi las extintas Cómics El Clan o Yume Cómics, su presencia en esta lista está justificada por ser pionera en su modelo de negocio para el que esto escribe: en Roymac las últimas novedades de Marvel y DC conviven con todo tipo de golosinas y dulces. Además de dinamizar actividades locales relacionadas con el cómic y devolvernos esa entrañable filosofía de kiosco con la que abríamos el artículo, su emplazamiento justo en frente de una escuela la convierte en el perfecto cebo para propiciar conversiones a una edad temprana. La letra, con chicle de melón entra.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial