Germán Carrascosa: «La música sin riesgo deja de ser rock’n’roll»

viernes, 13 diciembre, 2013

Por

 


Bananas vuelven al ruedo ocho años más tarde de su disolución. Aunque solamente por unos días. La edición por parte de Gramaciones Grabofónicas de un vinilo que recoge casi toda su obra pone otra vez en el mapa a este grupo pamplonica, el cual durante sus 6 años de vida encendió un minoritario culto que con su muerte no ha dejado de crecer y crecer.

Bananas es fruto del amor al rock’n’roll. Era una banda que combinaba la idolatría hacia el sonido de Sun Records o Gene Vincent con su amor por las bandas que lo bastardizaban como The Cramps, Pussy Galore o sus casi coetáneos anglosajones Country Teasers o Subsonics. Algo que, salvando las muchas distancias, les emparentó primero con la chalada peña del sello Alehop! (Pretty Fuck Luck, Las Solex, Ulan Bator Trio…) y luego con otros variados conjuntos de las cloacas ibéricas como Ensaladilla Rusa, Hello Cuca o the Cheese.

Hoy viernes tocan en la sala Be Good junto a los recién estrenados Corte Moderno –trío compuesto por miembros de Kana Kapila, ¡Pelea! y un sinfín de bandas más- en un concierto organizado por La Fonoteca. Aprovechando esta ocasión, quedo con Germán Carrascosa -guitarrista y cantante de los Bananas; líder de Germán Carrascosa y la Alegría del Barrio así como ex componente de Los Muebles o La Otra Gloria, entre otras muchas cosas-, me invita a un café y a un coñac y, después de hablar de la contraportada del “Fistborn is Dead” de Nick Cave y de mil chorradas importantísimas más, procedo a hacerle una distendida entrevista en la que me habla apasionadamente sobre Bananas, el sello Alehop!, los festivales, Josetxo de los Bichos, de la espontaneidad, del riesgo…en definitiva: del espíritu del rock’n’roll.

INICIOS
Para toda aquella gente que no os pudo ver y conocer en su día…¿cómo, cuándo y por qué surgieron los Bananas?
Bananas surgieron como cuatro chavales de Pamplona de 19-20 años con ganas de meter ruido y a los que nos gustaba el punk y el rock. Éramos colegas antes de tocar y antes de hacer el grupo no sabíamos tocar. Bueno, yo un poquillo sí.

Tú tocabas en los Jugos Lixiviados
Sí (sonríe), los jugos que produce la basura cuando fermenta. Era un grupo que tenía Mikel, un chaval de allí que controla muchísimo. Nos enseñó un montón, estaba muy loco y hacía unos directos espectaculares. Estaba él, estaba Josetxo, el de los Bichos… Eran egos muy grandes y se conocían entre todos.

A ti,  ¿qué te empujó a que te gustara la música? Qué fue lo que te llenó la cabeza?
Lo primero fue escuchar con 10 años “Strawberry Fields Forever” y “Lucy in the sky with Diamonds” de los Beatles. Y luego con 13 años conocer a los Bichos y todo lo que escuchaban los Bichos. Eso me, me… Y ver a Josetxo, un puto marciano, que todo el mundo le aborrecía, le trataba de maricón, que no sabía tocar…de, pues eso. Me encantó ese espectáculo, ese choque tan bestia. Pamplona era una ciudad muy aburrida, muy carca, el franquismo hizo mucho poso allí.

¿Cuál era tu relación con Josetxo? Le veías pasearse…
(sonríe) Claro! Ver a un pavo así por Pamplona y preguntarse quién es este puto loco? Le van a dar un par de hostias algún día! Me flipaba desde crío. Desde los 13 años lo escuchaba, y me encantaban y, en consecuencia, también me flipaba toda la música que escuchaba y recomendaba. Nos hablaba de Scientists, de las Bestias del Bourbon (Beasts of Bourbon), de Nick Cave, de los Cramps. Le conocí con 18-19 años y teníamos una relación de admirador-ídolo. Al poco sí que toqué con él el bajo, pero me echó rápido porque no tenía ni puta idea.

Y ¿cómo conseguías esos discos?
Pues porque tenía un colega mayor que era amigo suyo y me los conseguía y dedicaba. Allá por el 92/93.


BANANAS
Con la perspectiva de los años, cómo valoras Bananas? Hay algunas anécdotas? Se cuentan leyendas de tus dedos ensangrentados con la guitarra…
Lo valoro como algo divertido, con energía juvenil y a la vez bastante ingenuo. Pero sobre todo divertido. Sobre anécdotas… no tengo anécdotas muy rockeras que contar con Bananas. Hay más de eso con los Jugos que con Bananas. Bananas éramos muy boy-scouts, gente muy sana. Nos flipaba la música…Y lo de los dedos era porque éramos unos animales, de hacer el bruto, pero no éramos muy…Con los Jugos sí que había un tema más insano y de todo, pero en Bananas no.

Y eso de que el batería tocara de pie en plan Max Decharné (Gallon Drunk), Moe Tucker, Bobbie Gillespie (The Jesus and Mary Chain) o Heather Lewis (Beat Happening)?
El batería, Raúl, era mi vecino de toda la vida. Nos conocemos desde niños, de jugar en la calle. Era como “Raúl, toco la guitarra y 4 canciones y haz algo”. Y lo más fácil era eso. Coger unos tambores y tocar de pie. Algo que no requiriera nada. Sin platos.

¿Quién era el compositor de Bananas? Había varios cantantes…
Entre Miguel y yo hacíamos todo. Se pueden diferenciar bastante las canciones que hacía él y las que hacía yo. Porque luego lo que hemos hecho cada uno por separado, han salido más o menos, se nota la raíz. Era una mezcla chula, era una combinación interesante.

A la hora de decidir quien cantaba qué…
Eso era según quien le apetecía más. Algunas de Miguel las cantaba yo, y algunas mías las cantaba Miguel. Miguel cantaba poco, Agueda lo cantaba casi todo. Dependía más de la tesitura de la voz y de la afinación, de quien podía afinar mejor. Porque no éramos músicos, eso está claro.

Creo que con respecto a las letras tienes bastante obsesión por el tema de las “basuras”…Ahora la has nombrado, con la alegría del Barrio tienes un tema que se llama “La basura me salvó la vida”, la mencionas dos veces con Bananas…
(Ríe) Sí, luego tuvimos un grupo que se llama Estrella Basura, con Agueda también. Sí, el concepto basura es flipante, porque, no sé, supongo siempre hemos pensado/sentido, que la gente que nos mira de fuera que nos mira dice “vaya basura estás escuchando”, “vaya basura estás haciendo”. Lo que para ti es basura, para mí es libertad

En qué pensabais a la hora de hacer las letras? Algunas son bastante irónicas y divertidas pero también críticas como, por ejemplo, “Raza Zara” o en las que hacéis referencia a Dios o al miedo al comunismo…
Yo creo que teníamos un tinglado en la cabeza muy importante y sobre todo éramos… no sé, intentábamos mezclar humor con cierta rabia adolescente. Algo así.

CONTEXTO
Hablemos del contexto, qué recuerdas de la escena de la época. No se está recordando ahora, pero por época siempre os he asociado un poco a toda la escena de Alehop, que parecía una peña muy chalada y obsesionada con Pussy Galore, The Cramps, Einstürzende Neubauten, Country Teasers, Cheater Slicks, cosas de estas…
Sí, ellos eran de una generación más mayor que nosotros y eran una referencia a seguir acojonante. Tanto en el tema surrealista como en el tema autoedición, como en hacer basura y que eso suene y flipar con ello. Nos conocimos una tarde en el festival Serie B de Pradejón, una tarde que se llamaba, de hecho, la tarde basura. Y tocamos los Jugos Lixiviados, las Solex, Ulan Bator Trio, Guillermo Monje. Sí, lo de Alehop es como el sinsentido que es el rock’n’roll, recuperar eso. No hacer algo como los Stray Cats, que por otro lado, a mí me gustan, pero…

Es que parecen una peña, ya te digo, no sé, muy taraos, instrumentos hechos por ellos mismos…
Eran mágicos, tío lo mejor. Ulan Bator Trio…Era increíble ver aquello, eran muy grandes. Sobre todo, Pretty Fuck Luck, las Solex, Ulan Bator, Guillermo…Guillermo era una pasada, unas canciones preciosas.

Estábais muy cercanos a ellos, no?
Durante una época estuvimos muy cercanos, al principio Alehop era nuestro mundo. Jugos sacamos cosas con ellos hacia el 95-96. Nos veíamos mucho. Nos montábamos conciertos mutuamente. Los traíamos, nos llevaban. Buscábamos conciertos donde fuera. Todo ello empezó a pasar a finales de los 90.

Y Pussy Galore estaban de moda…? O era algo de aquel círculo tan cerrado? Es que me parece fascinante, en el sentido de que ahora nadie les reivindica y Alehop parece un sello consagrado a ellos…
Nooooo, nunca han estado de moda. Pussy Galore siempre han sido un grupo…muy guarro. Eran BASURA PURA Y DURA. No sé, yo lo conocía porque les gustaban a los colgaos y tenía tendencia a relacionarme con los colgaos. Y no sé. Pero bueno, tú le preguntas a la peña lo que es el noise y te hablan de Sonic Youth.

Entiendo. ¿Tú te sentías totalmente al margen de lo que se conoce como Indie 90’s?
Totalmente, siempre lo he rechazado muchísimo. Nunca he podido. Era como…No sé, a músicos que me encantan les flipa. Pero no sé, yo respeto mogollón, he escuchado a los Pixies…No puedo decir que lo rechazara, pero no me llamaba.

Ya. ¿Te molestaba su espíritu atormentado, retraído…?
No, no del todo, lo veo muy descafeinado. Escuchas a Sonic Youth y vale, pero, joder, escuchas discos de los CAN y mucho antes estaban haciendo maravillas. Y Thurston Moore no es mucho más joven que esta gente. Y te pones a escuchar al Capitán (Captain Beefheart)…no sé, el indie no me parecía nada nuevo. Y para idas de olla, para eso escuchas a los Scientists, escuchas a los Birthday Party. Tenían mucho más corazón. Sonic Youth y toda esa escena me parecía bastante insulsa. Poco desgarbaos. ¡Tíos, qué os pasa, os habéis fumado 40 porros!

Cómo entrasteis en contacto con la escena de BCN? Os asocio un poco también con The Cheese, Veracruz o, ya fuera de Alehop, a los madrileños Ensaladilla Rusa…
Entré a través de Hello Cuca y Arnau Sala. Mabel y Lidia de Hello Cuca nos presentaron a Arnau y Mau. Y de allí conocimos a Veracruz, con quienes tocamos la primera vez que vinimos a Barna…No estaba aún Adrián y eran como Bikini Kill con voz de tío. Aún hoy tengo muy buena relación con Marc y Adrián.
Y The Cheese ya fue casi al final de Bananas. Me llevo guay con Arnau pero Mau es un tío que como persona es adorable y como músico muy guay. Libertad pura y dura.
Soy fanático de Ensaladilla Rusa y de Jose, es de los músicos que más admiro de este país, es la rehostia todo lo que ha hecho.

Una de las cosas que más me extrañan, sobre todo teniendo en cuenta que Barcelona siempre ha sido una ciudad muy proclive a las modas y tendencias, es que Bananas estuvierais mejor considerados en Barcelona que en Madrid.
Ya…en Madrid se nos consideraba más mariquitas, menos potentes, éramos menos rockeros. Y en BCN funcionó guay porque dio la casualidad de que por aquella época estaba muy de moda Calvin Johnson, K Records, todo lo que tenía que ver con Ian Svenonius (Nation of Ulysses, Make Up). Estaba de moda eso que también nos gustaba en Pamplona y también le gustaba a gente que estaba en el circuito de garitos de por aquí y nos traían a tocar. Fue muy guay.

¿Seguías viviendo allí? ¿Vivíais allí?
Sí, vivíamos allí hasta cuando nos separamos…De hecho, no hubo separación, nos fuimos a vivir y currar a distintas ciudades y no se podía ensayar. Eso fue hacia 2003. El grupo duró principalmente de 1999 a 2003. Luego algún concierto suelto pero 2 de nosotros ya vivíamos en BCN, otro en Londres…

¿Cómo ha surgido la oportunidad de editar los discos?
Salió de Gramaciones, nos lo propusieron y no vamos a decir que no a que te editen material viejo. Aunque estemos muy alejados de todo eso. Pero bueno, es divertido y halagador que te editen tus cosas viejas aunque no te sientas identificado. Y ver a tus colegas viejos.

¿Te ha pillado por sorpresa todo esto?
La verdad es que sí. Siempre he pensado que Bananas éramos un grupo que no iría a ningún lado. Ni va a ir a ningún lado. Simplemente estamos haciendo unos conciertos para ayudar al sello a que vengan discos. De hecho, no somos ni la formación original. No está Agueda, la cantante, que no puede involucrarse porque está muy liada.

¿Qué esperas de estos conciertos de Bananas?
NADA (taxativamente), pasarlo bien. Pasarlo bien y que ayude a los de Gramaciones Grabófonicas a vender discos y si hay gente vieja como nosotros que se acordaba de los temas y le apetece escucharlos que los oiga aunque no sea lo mismo. O si hay gente más joven y los va a disfrutar, pues que los disfrute…Pero no se van a encontrar unos atolondraos de 20 años haciendo esos temas 180 pulsaciones por minuto. Hemos bajado, somos más viejos…

Te parecería ridículo, ¿no?
Me parecería ridículo, sí. Con los años se pierde chispa y espontaneidad y se ha de buscar eso por otros lados. Como en lo que pasa en el momento, como la improvisación.

A posteriori, tú has seguido formación clásica, no?
Sí, yo estudié música después. Siempre me ha flipado la guitarra clásica, el flamenco…Y me metí muy en eso. También me gusta mucho estudiar clarinete y saxo. Pero eso es más para ganarme la vida. En la escuela y tocando cosas cuando haga falta.

Me sorprendió que tú sabes tocar, tienes noción de solfeo, de harmonía…y sin embargo, me da la sensación, que al igual que ocurría en la época postpunk con grupos como This Heat o peña como Lol Coxhill, de que te gusta rodearte de gente poco experta con los instrumentos; gente más impulsiva, intuitiva…
Para hacer música de garaje y canciones más basadas en el rock’n’roll o blues crudo, sí, claro. Sobre todo miro de juntarme con gente que le guste ese estilo de música, más que sean músicos. Si es una persona que sabe música y le gusta eso pues genial. Pero si a una persona le gusta Robert Johnson u Ornette Coleman, y no sabe tocar nada, el espíritu se puede invocar allí, que es lo importante. Si luego de tocar desarrollas tu técnica es como consecuencia de haber desarrollado un impulso más romántico. No empezar desde el principio estudiando escalas.

Te parece que mata la creatividad…
En el ámbito de la música rock, sí. La creatividad no la mata porque el saber no ocupa lugar, siempre te va a ayudar. Pero tu planteamiento, si no sabes música, ni escuchas ni tocas, el primer planteamiento no es: voy a aprender a tocar un instrumento. El primer planteamiento es voy a escuchar música y a raíz de eso hago lo que me salga. Estoy hablando al margen de lo que es el conservatorio. Si te flipa la música clásica, normalmente tienes que estudiarla, a no ser que seas un genio…

Lo más interesante si te gusta es voy a tocar y ya está…
Que te llegue al corazón y lo flipes, y luego ya, con un palo y una piedra la haces. Y atas una cuerda a un palo también.

Al fin y al cabo es lo que hacíais Bananas…
Básicamente sí. Imitar a los Cramps, a todos los grupos a los que les gustaban los Cramps. Que al fin y al cabo Los Cramps no dejaban de ser fans de otros grupos increíbles y eso…

Estás en contra de la previsibilidad en la música? Cuando te he visto en directo, veo una mezcla de mucha frescura, que dejáis las composiciones como mucho más abiertas, como más sujetas a la improvisación, al momento…Con formaciones de instrumentos muy variables…
En los temas que hago canciones, no me gusta seguir y que haya una estructura ya hecha y tener que amoldarte a eso. Mola arriesgarse y dejarla que siga como tiene que seguir. Si se jode se jode. Si se hace una improvisación guay y suena, pues de puta madre. Pero me mola que haya ese pequeño riesgo, porque si no hay, deja de ser rock’n’roll o blues o jazz, o lo que quieras llamarlo. Se convierte en algo cerrado y eso…no sé, no puedo tocar así, nunca podría tocar así. Así como me aprendo cosas de clásico de memoria y estudio partituras, con este estilo de música jamás podría aprenderme que después del segundo estribillo, hay un redoble, entra el solo, que dura cuatro compases y se sale. Eso me mata. Mata toda la música para mí.

Estás en contra de los grupos que cual funcionario llegan, se ponen a tocar…
Bueno, en contra…no me gustan, no me transmiten. También depende del estilo, escuchas a los Ramones y calcaban las canciones. Por norma general, me mola que no esté todo cerrado. Si lo piensas, en el blues estaba muy mal visto. Robert Johnson fue el primer bluesman, y lo miraban mal porque tocaba los temas siempre con los mismos arreglos y eso en el blues está muy mal visto. Se supone que si tú cantas un tema, cada vez tiene que ser distinto, y en el jazz lo mismo, y en rock’n’roll en los 50 en Sun Records también se aplicaba. Nunca había un solo de guitarra igual, un redoble igual, aunque fueran canciones era todo mucho más volátil. Hoy en día escuchas el pop/Indie/…cualquier estilo, está todo super meticulosamente cerrado y eso es cero romanticismo, para mí.

Con Bananas hacíais eso?
Sí y no. Con Bananas como tampoco teníamos mucho bagaje musical teníamos que estipular mucho, aunque si había partes que se alargaban o se cortaban, había partes para hacer el loco.

Ya, a mí me da la sensación que con Bananas, con los proyectos, que todo se basa en pasarlo bien, en hacerlo girar.
Sí, eso por supuesto. Todo positivo. Tocando bien o tocando mal, haz conciertos que suenan como el culo pero te lo pasas bien y eso es lo que cuenta.

Veo que primas sobre todo la espontaneidad más que la técnica, y que las canciones tengan un flow y algo de colorido.
Sí, sí, un flow que a veces no se consigue, pero sí. Que no sea algo de género, porque también ves grupos que dicen “nosotros hacemos free-jazz” y te encuentras a un pavos que hacen fuawawawaw, que puede ser muy guay pero…Es interesarte no meterte en ningún género, porque cualquier género se desvirtúa. Para mi gusto, el punk se desvirtuó en el primer momento, a un mes de haber existido, porque cuando alguien dice “me voy a un concierto de punk”, es jodido. O “me voy a un concierto de free-jazz”. Antes de eso, la primera vez que alguien va a un concierto de esto y la gente se queda a cuadros diciendo “que está haciendo este hijodeputa”, después de esto ya es cuando se empieza a morir. Entonces hoy en día ponerte unas Converse y ponerte a tocar a los Ramones me parece un absurdo y eso solo se lo puedes permitir a ellos.

¿Cómo valoras el contraste de cuando empezasteis, qué cambios ha habido a nivel de estructura, de festivales, antes había el FIB, el Doctor Music, el Serie B…?
Bueno, yo el Serie B lo pondría en un mundo aparte, los festivales siempre los he aborrecido a muerte. Me parecen una aberración. Jamás he disfrutado de un grupo viéndolo en un festival, ni aunque fuera mi grupo favorito. Y la escena no la controlo mucho. Cuando por casualidad veo cosas nuevas lo flipo, como cuando vi a VIDA en el Llantiol que me quedé como… qué cojones es esto!?? Menudos marcianos! Qué de puta madre. O a los Ojos sin Rostro cuando les vi en casa de la hermana de Arnau Sala…A Vàlius también les vi una vez y me gustaron mucho. Pero mi círculo de colegas, o están en grupos de colgaos o no tienen nada que ver con la música…

Ha cambiado mucho todo el circuito en este tiempo a nivel de grupos, de medios, de formas de distribuir…
Completamente, antes sacabas los vinilos y los pulías al momento, porque no te podías descargar nada. Es otra historia, pero a mí me parece de puta madre que te puedas descargar música gratis. Ha cambiado mucho…Internet ha hecho una cosa muy mala, sobre todo con el corta y pega. Por ejemplo, con Bananas, mogollón de páginas hablan de Bananas y no han escuchado a Bananas en su vida, y están haciendo un corta y pega de lo que dice la página y la nota, y nombran las referencias que nombramos como Country Teasers, cuando son gente que ni lo ha escuchado, ni lo controla, ni le interesa lo más mínimo. Son funcionarios, gente que escribe por escribir. Se piensan que están haciendo un favor por promocionar algo, pero si promocionas algo que no conoces, raramente va a funcionar porque allí no hay espíritu.

Pero, ¿os hacían caso los medios a Bananas?
No, cero. Y orgulloso que estoy de eso. Siempre he estado orgulloso de no salir en revistuchas como Mondo Sonoro. Siempre funcionábamos totalmente al margen.

¿No tocabais en festivales ni nada? Todo eran eventos autoorganizados?
Sí, eso era una premisa importante.

Hoy en día quizá los grupos crecen super rápido, en un momento un grupo que ha sacado un ep monta una burbuja y se hace super conocido, tocan en los festivales, en todos los que haya, y no se le deja crecer. No se deja crear un caldo de cultivo para que haya un público fiel, una escena…
Eso es. El tema festivales es igual que el tema Mc Donalds, supermercados…Es coger grupos para que los escuchen 4 hipsters, que no se disfruten, para que los vean…la gente que va a ver los grupos los ve por inercia. No se compran los discos, el vinilo es un lujo y se puede bajar todo gratis. El problema es que cuando por Internet te bajas miles de discos no controlas lo que estás escuchando. Antes escuchabas uno o dos discos a la semana. Y aún así tenías que masticarlos mucho. Supongo que pasa lo mismo con los libros electrónicos, te descargas 40 y te lees uno.

Todo surge muy en el contexto…Ahora está de moda el garage y el after punk, como hace 7 años estaba de moda el pospunk o hace 4 la música tropical.
Qué es el garaje? Los Black Lips? Son un grupo de tendencia, ni siquiera han sido garaje nunca! Aunque vinieran de unos principios muy guays…
Hay cosas que son flipantes como la escena de San Francisco de Thee Oh Sees, Tim Cohen, Sonny…BCN es una ciudad de tendencias.Y es muy triste que el circuito de grupos, las salas de conciertos, los conciertos pequeños se hayan ido a tomar por culo por muchos festivales que no dejan de ser corporaciones.

Generan gustos, son los que deciden que está bien y que está mal.
Eso por un lado. Pero es que lo acaparan todo. Todo el dinero que te gastas en los festivales. Si vas a un festival, qué te gastas? 180 euros en la entrada? Es más de lo que gastabas en salas pequeñas en los 90, que eran conciertos que veías en condiciones mil veces mejores, con mucho más amor. El tema es como va todo ahora, que va hacia la derecha, las corporaciones –de música, comida, de tendencias, de mierdas de gafas de sol, de camisas del H&M-. Todo a lo grande y cero trasfondo.

Sí, muchas veces te duele en el alma cuando ves un evento cualquiera de tendencias con contenidos cualquiera y que está patrocinado por una cervecera se abarrota y la gente se muere y pelea por ir, y luego hay un pequeño festival, concierto o evento hecho con mucho amor y…
No se come una rosca. O pierden pasta como ocurría con el Serie B en Torrejón. Que era peña que trabajaba todo el año para hacer el festival. Pedían créditos. Pero claro, es que llevaban lo mejor de lo mejor, a los Subsonics, a Billy Childish, a Gallon Drunk, a Arthur Lee, pero bueno…así va la cosa, está claro que ahora o eres de un bando o de otro. Si te metes en el bando mediático, no sé, para mí, la mayoría de lo que está allí, el 90% no vale. Hay un 10%, hay excepciones, nada es blanco o negro. Claro, si traes a 100 grupos, 10 han de ser buenos.

Gente de ahora que te mole, que te vuele la cabeza…
Para mí, Subsonics, un grupo que no se ha comido una rosca, que llevan 20 años, que han salido coetáneos suyos y han ido triunfando. Hoy siguen haciendo lo que hacían desde el 1993, pero con el mismo corazón, con menos dientes, cascadísimos…
De hoy en día, todo lo de garaje de San Francisco. No controlo mucho, no estoy puesto. No tengo Internet en casa.

A ti la música que te mola es el rock’n’roll de los 50, el espíritu…
Me gusta mucho el rock’n’roll, todo lo que venga de Sun Records, ya sea rhythm & blues, rockabilly, el country, el blues del delta también me vuelve majara. Toda la peña que se dedicó a destruir el punk. También soy fanático de los 60, de los Beatles, del flamenco, del free jazz… Del aspecto popular de la música.
No sé, de qué vas a hablar? De lo hijodeputa que es tu jefe, de que tu novia te ha dejado, de que te gusta mucho tu novia, de que te mola ponerte hasta arriba y salir a bailar…Los impulsos primarios. No me gusta indagar mucho en la psique humana y ser muy concienzudo para este tipo de música. Si leo a Nietzsche, lo hago aparte. No voy a mezclar.

Por qué a ti te gustan bandas como Pussy Galore o Speedball Baby que hacen composiciones cortas de un par de minutos y chau…Piensas que para qué repetir algo dos veces si dices lo mismo en uno o para qué hacer que algo dure 5 minutos cuando puede durar 2?
Sí, es eso, mi profe del conservatorio me lo ha dicho siempre: “no me repitas la misma frase dos veces que no soy sordo”. Con la música rock es igual. Pero la música de desarrollos largos también me gusta mucho, el jazz, Coltrane, pero si me apuras hasta discos de King Crimson me molan. Está la manía del punk de meterse con el progresivo, pero también mola ser punk y hacer progresivo.

¿Tú compaginabas en su día que te gustara Gallon Drunk con King Crimson?
Cuando era más chaval detestaba King Crimson, hacía proselitismo punk/rock a saco. Pero claro, luego escuchas los discos de Coltrane, Alice Coltrane, Ornette Coleman, Albert Ayler…Más punk que eso, nada. Ni Richard Hell ni su puta madre. Albert Ayler era el más sobrao.

¿Crees que es más beneficioso ser más abierto?
Sí, hay que ser abierto, hay que escuchar todo. Menos el Indie (risas)

¿Crees que el Indie es políticamente correcto?
Sí, totalmente. Hoy el Indie es de derechas. El hijo de Bárcenas escucha Indie (risas). Es previsible, ya la misma música lo hace

Crees que se merecería mayor reivindicación todo lo que hicisteis vosotros, Alehop…me da la sensación de que hay cierta mitomanía a cierta época: Planetas etc.
Sí, pero estamos hablando de lo que las mayorías quieren. Las mayorías, soy un esnob al decir esto, pero la mayoría busca algo con un contenido muy insulso, algo como puedan ser los Planetas o pueda ser el Indie de la época, que es la cosa más aburrida, plasta…No sé, la mierda flota, siempre. Las cosas con más contenido llegan a menos gente.

¿Cuáles son tus actuales proyectos musicales?
Yo soy músico de quien me llame y me guste, claro. Ahora estoy tocando clarinete y teclados con Kana Kapila. Tengo también mi proyecto, Germán Carrascosa y la Alegría del Barrio, con el que ahora va a salir un LP autoeditado con Walden y quizá se anime algún sello más. También voy a grabar con VIDA y estoy montando un proyectillo de clásico para sacarme las castañas del fuego.
No sé, con la Alegría del Barrio estoy haciendo ahora temas nuevos, es algo muy amplio, no tiene porque ser la misma gente ni la misma música. Ahora estoy haciendo canciones más enfocadas a una guitarra clásica, un clarinete, percusión y una voz, es todo muy atonal. No tiene cadencias de acordes típicas ni sigo una escala concreta.

¿Alguna cosa que quieras realizar?
Poder tocar mejor, poder improvisar melodías mucho más redondas. Mi nivel de improvisación es muy cerrado. De 10 frases que hago, 8 son malas, por no decir 9, y una merece la pena pero bueno, lo importante es disfrutar, tocar mucho y pasarlo bien.

Para acabar, nómbrame 5 discos que te hayan impactado
Bueno, estos son 5 discos que me hicieron adorar la basura en mi adolescencia allá por los 90.

-«Destroy all human life» de Country Teasers. Country sifilítico-apocalíptico de hace casi 20 años. Bastante premonitor.
-«Everything is fallin’ appart» de Subsonics. Buddy Holly tras mamar durante días encerrado la discografía de la Velvet, Cramps y Mississippi John Hurt.
-«Bad with women» de Dm Bob and the deficits. Hank Williams borracho con Marc Bolan explicando lo mal que se le dan las mujeres.
-«Accelerator» de Royal Trux. Lennon de la Plastic Ono Band a galope sobre un potro que ha comido amapola blanca. George Clinton ha comido cornezuelo del centeno y va por delante tirando de las riendas.
-«Cryptstyle» de J.S.B.X. Sam philips mete en Sun records a grabar a todos los grupos de Back from the grave.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial