“Alteracions” lo metapeta

viernes, 11 octubre, 2013

Por

 

El metafútbol sería, por ejemplo, la retransmisión del partido que pasa por la cabeza de Messi mientras juega el partido que ahora mismo estamos todos viendo por la tele. ¿Eing? Ya, no sé si me he explicado.

Imagínense, por ejemplo, que tenemos línea directa con el cerebro del argentino (argentino que vamos a convenir todos que es Messi por mor del recurso aquel tan manido del locutor que tira de gentilicio para evitar repetir el nombre); e imagínense también que somos capaces de entender su discurso, incluso sus imágenes mentales (que a saber…), hasta el punto de ver y entender dos partidos diferentes -el que él piensa y el que nosotros vemos- pero que acaban siendo el mismo partido, al estar el primero dentro del segundo, que sería el final.

Olviden todo lo que he dicho, olviden el partido que está jugando el Barça (y que jugaría Messi si no estuviera lesionado) y centrémonos en Adrià Pujol.

Adrià Pujol. Él vino en un barcoooo

Adrià Pujol no está lesionado; acaba de sacar un libro que se titula «Alteracions» y que consta de cuentos que escribió hace quince años. Hace quince años yo no sabía escribir; yo no sabía ni leer en catalán, así que cuando tuve esta información sobre el librito de la editorial Males Herbes (que vamos a convenir todos ahora que es el de Adrià Pujol), pensé: «pfff, a ver qué, este rollo rescate de papelotes del cajón». Pensé esto porque me había leído ya el más reciente hasta ahora libro de Pujol, «Escafarlata d’Empordà», que es una genialidad de evocaciones del pasado, de la tierra y de un lenguaje que, a su vez, los evoca a los dos. La escafarlata le había puesto a Pujol el listón por la nubes, así que, que ahora me viniera con cositas de la tardopostadolescencia, me hacía torcer el morro, así, como si yo tuviera, no sólo prejuicios sino también alguna autoridad.

Burra.

Yo sabía que los de Males Herbes y Pujol eran listos, pero no tanto. Lo que están ofreciendo con «Alteracions» es la colección de ejercicios de metaliteratura por la que tiene que pasar todo autor antes de que todo el mundo convenga que aquello que acaba haciendo es literatura de verdad. Los cuentos de «Alteracions» son los cuentos que tiene que haber hecho el escritor al menos quince años antes de ser capaz de escribir, si consigue hacerlo, una cosa como «Escafarlata d’Empordà«; porque un autor tiene que haberse planteado la autonomía de sus personajes, igual que se la plantea Pujol en «Aprofitats i curiosos», el primer cuento; tiene que haberse mirado una escena desde todos los ángulos, igual que Pujol se la mira en «Quatre variacions sobre la velocitat»; tiene que haberse vuelto loco buscando el adjetivo que mejor defina unas tetas, por ejemplo, igual que lo hace en «L’esborrany»; tiene que haber aprendido a tener los porqués de cada personaje en la cabeza, para luego ser capaz de explicar o desexplicar con fundamento el momento presente, como hace en «Del fang a la cuneta»; y tiene que exorcizar los clichés de los secundarios para no caer en lo de siempre, para que el lector no sepa desde la primera línea que el asesino es el mayodomo, por ejemplo y aunque nada tenga que ver con la historia que cuenta aquí, como hace en «Also starring».

Lo mejor es que Pujol hace todo esto en este libro y, encima, le queda bien. Son cuentos tronchantes, cuidados, inquietantes, actualísimos; encajan en la colección verde, que hay que leerla toda, la colección «Distorsions» de Males Herbes, porque luego, así, una se ve aplaudiendo cuando en uno de los cuentos aparece, por ejemplo, un personaje que juega al bressol de gat.

Todo eso hace Pujol en «Alteracions». Mi consejo es que se lo lean y que luego se lean «Escafarlata d’Empordà», o al revés, es igual. Mi consejo es que lean a Pujol por orden, desordenado, agitado o mezclado, porque está haciendo todo el trabajo y porque, encima, es sincero y lo enseña, y cuando alguien hace eso, es imposible volver a dudar de él.

 

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial