¿Por qué Bad Romance es la obra absoluta del «Gagaísmo»?

miércoles, 29 octubre, 2014

Por

 

La trayectoria de Lady Gaga es una historia de Hybris: una cantante de pop tan obsesionada con el concepto de fama, y con tantos delirios de grandeza, que consigue convencer al mundo de que sus canciones, principalmente cuadros verdaderos pero a veces ridículamente pegadizas, son buenas. De repente, ella parece ser la más moderna, es la que hace los videoclips más costosos, polémicos y con mayor número de cambios de vestuario. Hasta colabora con Beyoncé, la fuerza de la naturaleza por excelencia. Está en todo. Parece que tenga el mundo a sus pies. Claramente, desconoce el concepto de Hybris, de la soberbia, que para los Griegos de la antigüedad era el pecado mortal que traía la cólera y el castigo de los dioses. Lady Gaga es sin duda muy talentosa pero fue tan desmesurada queriendo ser a la vez la cantante de pop mas grande del mundo, la voz de los homosexuales (sin preguntar a nadie), la defensora de los que han sufrido bullying (o sea de todo ser humano casi, porque ¿quién no ha tenido este problema en su infancia, en realidad?), EL icono de la moda, LA embajadora del arte moderno y LA fusión perfecta entre Madonna, David Bowie, Marilyn Manson, Freddie Mercury, Andy Warhol y Leigh Bowery. Claramente, ante tantas aspiraciones, era inevitable que no uno si los 12 dioses de Olimpo la destriparan viva al unísono, destrozando primero su capacidad de producir canciones exitosas, quitándole uno tras otro las personas que con su talento y consejos acertados le habían ayudado levantarse, y al final convirtiéndola en una caricatura que cuesta creer que hace 6 años estaba en la cima del mundo.

Bad Romance es para mí su obra maestra. Nunca más Gaga pudo tejer con mayor eficacia esta red llena de ganchos que atrapa al oyente y le hace sucumbir debajo de sus tacones de altura desmesurada. Por esta misma razón también es el principio del final. Su forma tan perfecta contiene y desarrolla todas estas características de las que luego la autora abusó sin cesar y hasta aburrir en casi todos los temas que vienen. Aquí os voy a demostrar, con «la precisión del bisturí de un cirujano plástico», las partes que en su suma forman la Obra Absoluta del Gagaismo.

(a) Obertura
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance

Aquí tenemos lo que yo nombro “El día que Gaga lloró”, el lamento de Lady. Gaga ha llorado públicamente en varias ocasiones, por sus fans, por los gays, por los Little Monsters a que tanto adora. Aquí llora por ella misma, atrapada en un romance malo. Ojo, lo repetirá en varias otras ocasiones como por ejemplo en Judas (una copia casi exacta de Bad Romance), donde llorará en el principio del tema…¡por Judas! Y en varias otros canciones.

(b) Parte “experimental”
Rah-rah-ah-ah-ah-ah!
Rama-ramama-ah
GaGa-ooh-la-la!
Want your bad romance
Rah-rah-ah-ah-ah-ah!
Rama-ramama-ah
GaGa-ooh-la-la!
Want your bad romance

Esta es la parte más ruidosa, cacofónica, irritante. Porque Gaga no hace música pop superficial, según ella (ELLA!). Mete una palabras sin sentido, repetitivas (ha aprendido de Rihanna y su Umbrella!) que parecen sacados de algún vocabulario eslavo. Hay una atmósfera de pesadilla, un leve toque de Avant Garde, de tecno, de cultura gay oscura (por lo menos eso piensa ella).

(c) Parte “Fashion show”
I want your ugly
I want your disease
I want your everything
As long as it’s free
I want your love
Love, love, love I want your love

I want your drama
The touch of your hand
I want your leather-studded kiss in the sand
I want your love
Love, love, love I want your love
(Love, love, love I want your love)

Aquí la canción suena como si fuera la banda sonora de un desfile de moda. El ritmo y la interpretación de las vocales evoca al oyente de levantarse y empezar a caminar con toda la pose de una Gisele Bündchen. Todo muy feroz. ¡Paparazzis! ¡Fama! ¡Luces! ¡Flash, flash flash!

(d) La parte “Madonna”:
You know that I want you
And you know that I need you
I want it bad, your bad romance

En general Gaga a menudo parece que quiera demostrar al mundo que ella lo hace todo mejor que Madonna. En varias canciones suyas, emite estos susurros tan caracteristicos de la Madge, especialmente en los principios de los 90, presentes en «Justify My Love» o «Erotica».


(e) El estribillo (abren las botellas del champagne)
I want your love and
I want your revenge
You and me could write a bad romance
(Oh-oh-oh–oh-oooh!)
I want your love and
All your lover’s revenge
You and me could write a bad romance

Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance

Muchas de las canciones de Lady Gaga tienen las estrofas y los puentes escritos en escala menor, para producir este efecto amenazante, inquietante, serio, tétrico. Sin duda, cuando llega el momento estribillo, cualquier pretensión de seriedad se va al carajo, los acordes mayores vuelven, los sintes brillan y burbujean, y tras este largo viaje entre cuartos oscuros, clubs de tecno, desfiles de diseñadores avant garde y el dormitorio de Madonna POR FIN llegamos a una discoteca petarda, donde tenemos mesa reservada en el espacio privado. Allí camareros buenorros abren un Moët & Chandon tras de otro mientras llueve purpurina y la gente hace selfies y rayas sin parar.

Luego las partes de la canción se repiten.
La parte (b)
Rah-rah-ah-ah-ah-ah!
Rama-ramama-ah
GaGa-ooh-la-la!
Want your bad romance

La parte (c)
I want your horror
I want your design
‘Cause you’re a criminal
As long as your mine
I want your love
(Love, love, love I want your love)

I want your psycho
Your vertigo stick
Want you in my rear window
Baby your sick
I want your love
Love, love, love
I want your love
(Love, love, love I want your love)

La parte (d)
You know that I want you
(‘Cause I’m a freak bitch baby!)
And you know that I need you
I want a bad, bad romance

¡El estribillo, la gloriosa parte (e)!
I want your love and
I want your revenge
You and me could write a bad romance
(Oh-oh-oh-oh-oooh!)
I want your love and
All your lover’s revenge
You and me could write a bad romance

Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Caught in a bad romance

Vamos a tener un poco de (b) ahora
Rah-rah-ah-ah-ah-ah!
Rama-ramama-ah
GaGa-ooh-la-la!
Want your bad romance

Y aquí tenemos una novedad, la parte (d), la de Madonna y los susurros mezclada con la parte (c), el desfile. Aquí Gaga decide cantar gratuitamente sobre la moda en una canción de amor. Solo ella sabe por qué. Pero resulta muy divertido. Y por supuesto nos recuerda que ella es un “freak” y una perra /mujer mala y muy sexual.


Walk, walk fashion baby
Work it
Move that bitch c-razy
Walk, walk fashion baby
Work it
Move that bitch c-razy
Walk, walk fashion baby
Work it
Move that bitch c-razy
Walk, walk passion baby
Work it
I’m a freak bitch, baby

Ahora viene una pequeña sorpresa más, tenemos un especie de puente donde es un poco como la parte (a), el llanto de Gaga, pero mezclada con mucho furor y rabia, porque la canción está llegando a su climax apoteósico y debemos tener más que claro que ella NO QUIERE SER AMIGA DE ESE TIPO QUE LE ESTA DANDO ROMANCE MALO, QUIERE SU AMOR Y SU VENGANZA Y OTRAS COSAS OSCURAS Y NEGATIVAS POR QUE ELLA ES MUY DARKS EN EL FONDO ¿VALE? Encima, canta en francés porque queda inmensamente chic y las casas de Moda mas grandes están en París.

I want your love
And I want your revenge
I want your love
I don’t wanna be friends
J’veux ton amour
Et je veux ton revanche
J’veux ton amour
I don’t wanna be friends
Oh-oh-oh-oh-oooh!
I don’t wanna be friends
(Caught in a bad romance)
I don’t wanna be friends
Oh-oh-oh-oh-oooh!
Want your bad romance
(Caught in a bad romance)
Want your bad romance!

(e) ¡¡¡CHAMPÁN!!!
I want your love and
I want your revenge
You and me could write a bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh!
I want your love and
All your lovers’ revenge
You and me could write a bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Want your bad romance
(Caught in a bad romance)
Want your bad romance
Oh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh-oooh-oh-oh-oh!
Want your bad romance
(Caught in a bad romance)

Y acabamos con un poco de (b) Avant Garde y cacofonía, volvemos en el Berghain o en algún club subterráneo de Nueva York a principios de los años 90, entre cuerpos semidesnudos y sudados, cuartos oscuros, olor a popper y personajes raros, muy muy raros, como ella.

Rah-rah-ah-ah-ah-ah!
Rama-ramama-ah
GaGa-ooh-la-la!
Want your bad romance

Mi primer recuerdo de «Bad Romance» fue aquel otoño de 2009. Acababa de llegar a Londres y estaba esperando a Panayotis, mi mejor amigo, en el frío. Poca gente había en la calle. De repente empezé a escuchar unos Rah-rah-ah-ah-ah-ah!

Rama-ramama-ah! GaGa-ooh-la-la! viniendo desde la distancia y de repente allí estaba mi amigo, altísimo y delgadísimo, llevando mallas negras de espejos redondos, combinados con una chaqueta roja (todo muy discreto), borracho como una cuba y acompañado de Adonis, nuestro amigo bajito y delgadito que se estaba moriendo de risa. Mi corazón se derritió de amor y de gracia viendo a mis amigos y este sentimiento se mezcló eternamente con Bad Romance. Y luego analizamos tanto sobre esa canción con ellos dos y con otro amigo que tengo en Berlin que ahora, como un perro de Pavlov, cada vez que escucho «Bad Romance» me acuerdo de mis amigos que están tan lejos de mí y no puedo hacer cosa que quererlos con locura. Mi romance con Bad Romance es de oro puro. Unos meses después tuve mi «Bad Romance» personal con cierto amante, por consecuencia las letras y la rabia de la canción volvieron a ser muy presentes. Él era una persona con que, bajo ningún concepto ¡¡NO QUERIA SER SU AMIGO!! Al final ¿será la vida que imita el arte o el arte que imita la vida? Quien sabe Gaga, quizás sí.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial