Nadie Lorenzo: de vital importancia

Si en casa nos gustan tantísimo las novelas de Santiago Lorenzo es porque están hechas a base de esas cosillas que consiguen brillar en medio de la miseria cotidiana; porque van trufaditas de detalles que te alegran la página igual que cuando te pones a hacer un arroz con lo que haya en la nevera y, oh, te sale riquísimo. Por

Gol de West

El Barça es todos los equipos de fútbol igual que Nabokov es todos los escritores de novela, pregúntenselo a cualquier culer; cualquier lector, en cambio, no sabría qué decir a esto. Y esta noche, mientras juega el Barça (uno de ellos), Maruja Torres escribe esta entrada post mortem en su blog, los chicos de Valius se comen un bocadillo post conciertum, la persona que habita Valero Sanmartí reconoce que le gustan los gatos y otro Martí (Sales) comenta más o menos eso que decíamos de Nabokov. Por

Isabel Sucunza

Cuando un festival baila

La escritora Isabel Sucunza hace una crónica en primera persona del festival que tuvo lugar la semana pasada en el CCCB. Por

Las vidas de No Soy

Intentando averiguar qué le falta a Franzen, qué le falta a Foster Wallace, qué le falta a Auster y a Anderson y a tantos otros más, acabo dándome cuenta, leyendo a Percival Everett, que es la tierra; la tierra que se pega a la suela de los zapatos; 'dirt', le dicen allá, que es lo mismo que suciedad. Por

Franzen, pixapins

Isabel Sucunza, escritora y colaboradora literaria de Barcelonés, le da un repaso al último libro de Jonathan Franzen "Más afuera" y aprovecha para recomendar "Cómo estar solo". Por