Un espacio propio

A diferencia de ciudades como Berlín o Estocolmo, en las que la proliferación de espacios independientes o no institucionales es un hecho ampliamente apoyado y celebrado, en Barcelona su existencia todavía tiene aires de milagro. Muchas de las iniciativas expositivas auto-organizadas están creando un tejido necesario para dar salida a voces críticas y desarrollar proyectos pioneros, si bien su valor no siempre es reconocido. Este artículo destaca cinco iniciativas independientes que viven en la ciudad. (En la imagen, documentación de la acción "Comsumir un árbol", realizada en Halfhouse). Por