SURVIVE THE ONLY WAY THAT YOU KNOW

jueves, 16 julio, 2009

Por

 

No era fácil superar su última actuación en España, entre otras cosas, porque aquel momento, verano 2007, era su momento. El triunfo máximo de Standing in the way of control, la proclamación de Beth Ditto como la mujer más cool de 2006 por la revista NME y el presentimiento generalizado del público de que esa actuación iba a ser uno de los grandes conciertos del festival Summercase. Y así fue. Una explosión de cuarenta minutos durante los cuales la espontaneidad de Ditto y la efectividad del trío para interpretar sus canciones -tanto para los que les seguían desde hace tiempo, como para los que no- provocaron rendiciones.

Imagen de previsualización de YouTube

«Standing in the way of control» hasta en el anuncio de televisión de «Music for Men»

Han pasado dos años justos. En medio, además de inacabables giras, la grabación de un disco, Music for men, el primero para la multinacional Sony, que, aunque producido por Rick Rubin, anda falto de hits.

Lunes, 13 de julio, Razzmatazz 1. Más chicas de las habituales en un concierto esperan a que la formación aparezca en escena, y cuando lo hace, su líder se disculpa por el retraso del concierto y se adjudica la culpa con un “it was my fault”, que exime a los demás componentes. La sala no está del todo llena, pero casi. En menos de dos canciones Ditto se ha quitado un primer vestido que completa su nuevo look, más industrial, de pelo con corte geométrico y mucho negro en los ojos.

Beth Ditto, el pasado lunes en Razzmatazz
Beth Ditto, el pasado lunes en Razzmatazz

Aunque esta gira es la presentación formal de Music for Men es imposible que tanto ellos como el público obvien a su álbum predecesor. Canciones como Listen Up, Jealous Girls o Your Mangled Heart consiguen acelerar al público igual o más que el nuevo single Heavy Cross. Como formato, poca novedad: la incorporación de un bajista en directo da al guitarrista Brace Paine más espacio para jugar con teclados; Hannah Billie es, más que nunca, un metrónomo humano a la que no se le escapa el ritmo ni una centésima de segundo; y, Beth Ditto continúa avasallando con su voz, saltando, desvistiéndose y metiéndose entre el público. Máxima eficacia interpretativa, pero por alguna extraña razón parece que se ha perdido algo.

Brace Paine ayuda a Ditto con sus estilismos

Brace Paine ayuda a Ditto con sus estilismos en el escenario

The Gossip llevan diez años publicando. A los ocho saltaron a la fama. Parecía que iban a crecer más, que a pesar de ser tres personalidades nada convencionales, su música podía traspasar barreras. En cierto modo ha sido así. Pero todo tiene un límite. Y por el camino han perdido parte de la frescura que les había caracterizado. Quizás el personaje de Beth Ditto ha superado a Beth Ditto. Quizás la bajada, aunque sea momentánea, no sienta tan bien como la subida. Quizás era un mal día. O quizás la agonía de repetir interminablemente un mismo repertorio no sienta bien a todos los músicos. The Gossip siguen siendo un buen grupo de directo, pero habrá que ver hacia donde avanza su repertorio -y a lo mejor su agotamiento- para poder establecer un veredicto. Por supuesto, la noche acabó con Standing in the way of control, previo aviso de Ditto: “This is my last song”.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial