La guía diógenes de Barcelona

Miércoles, 26 Febrero, 2014

Por

 


Siempre fui muy celosa a la hora de sacar a la luz mis pequeñas minas de tesoros porque me aterra que de repente vaya todo el mundo a comprar a mis tiendas preferidas, que los dueños se emocionen subiendo los precios y que en mis paraísos terrenales de polvo y pelusa deje de encontrar mi alegría. Como esto es un pensamiento de enfermiza, he decidido escribir una columna mensual para los que os pique, con los ‘spots’ más diógenes de la ciudad.

Quizá, para algunos, voy a destapar la caja de Pandora y mostrar sus secretos más preciados. Pero parto de la idea de que si sufrimos Diógenes, tiene que ser una que es sana y compartida, evitar convertirnos en Golums celosos de sus tesoros y darnos cuenta de que la basura es infinita. Siempre va a haber alguien que considere basura lo que tú una joya. Las cámaras antiguas tardarán siglos en desaparecer de la faz de la Tierra, la ropa de segunda mano se convierte en tercera, en cuarta y en quinta, o quizá las sábanas que me compre el otro día en la tienda Humana fueran mías en una vida anterior. La basura es maravillosa.

Encants, por Claire O'keefe

A cierto nivel, padezco el síndrome de Diógenes. Lo que me lleva a esta obsesión es la suerte de encontrar gangas.Objetos de otras décadas a pocos euros, muebles a buen precio, metros de telas excepcionales, maceteros, espejos, jarrones, juguetes antiguos, discos. Todo, en plan regalado. Lleva ganas e insistencia dar con estas reliquias. Revolverse entre cosas viejas, embadurnarse de polvo las manos y que te dé lo mismo dar un segundo uso a cosas de gente desconocida.

-La primera parada la haremos en C/Comte Borrell, 22. Antes se llamaba LA TROCANTE, pero lamentablemente le han cambiado el nombre a I-Depo Cash. Es un almacén de tres pisos lleno hasta los topes de todo tipo de muebles y cosas de decoración, utensilios de cocina y electrodemésticos, maceteros y jarrones, discos y dvd’s, colecciones de llaveros y pins. Es un local infinito e imposible acabárselo. Tienen un armario con cámaras, alguna vez he visto cámaras instantáneas de Fuji y Polaroid a 20€. Todo lo que hay ahí está en depósito, es decir, que si quieres deshacerte de trastos y sacarte unos euros, aquí lo puedes hacer. A mí personalmente, me sienta bien pasear por ahí de vez en cuando como una terapia mensual.

-En el barrio de Gracia, mi preferido es ‘Els Encants de Gràcia’ situado en C/Asturies, 44. Es una asociación benéfica llevada por un séquito de encantadoras señoras jubiladas catalanas que tratan cada objeto con todo su amor con un servicio excepcional. Esta todo muy organizado, identificado con etiquetas y cualquier cosa que buscas ellas te dicen dónde poder encontrarlo. Hay una habitación sólo para cosas de mercería, varias cajas con retales, un mueble con fotografías y postales de todos los tiempos archivados alfabéticamente. Puedes encontrar desde un mantel confeccionado con telas de la Marieta estampadas por Javier Mariscal por 5€ hasta disfraces de hace la tira de años. Los beneficios están destinados a varias obras sociales en Barcelona.

-Los ‘hiper rastros’ de la ONG REMAR. Hay varias tiendas de esta organización en España. Por lo general, están bastante descuidados y es realmente caótico. Aparte de vender muebles seminuevos, todo tipo de objetos de decoración, cámaras antiguas (siempre tienen alguna Super 8), lámparas y un sinfín de chuminadas innecesarias para el día a día, también tienen bastante ropa. En el de C/Paralel 97, hay muchas antigüedades y están muy bien. Aunque cabe comentar, que en esta tienda en especial se enteran de qué va la movida y se disparan un poco los precios. Aún así, son precios justos y accesibles.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial