La Barcelona más freak e insólita

lunes, 24 febrero, 2014

Por

 

Figuras de cera anatómicas, aparatos de tortura, taxidermia, gabinetes de curiosidades y libros masónicos. La ciudad de los prodigios recupera el espíritu que aúna circo y ciencia, espectáculo, enigma y academia, gracias al Congress for Curious People Barcelona 2014, una semana cultural dedicada a “la Barcelona más insólita” que arranca su primera edición el próximo 26 de febrero y que ofrece diversas actividades hasta el 2 de marzo.


En plena semana de carnaval, el Congress for Curious People Barcelona 2014 incluye en su programación itinerarios culturales, conferencias, cenas y fiestas exclusivas con las que se pretende viajar a los misterios que escondían las calles de la ciudad condal a principios entre la época de la Ilustración y el siglo XX, años en los que las barracas y los espectáculos ambulantes servían para enseñar al público nuevos y extraños cuerpos, los misterios de la medicina moderna o los descubrimientos que llegaban de ultramar. Se trata de una propuesta inusual, perpetrada por VIA Barcelona y Krimanal Kabarett, con Felipe Trigo en las tareas de dirección del evento, y por Morbid Anatomy, una selecta publicación online dedicada en cuerpo y alma a divulgar la cultura bizarre, o el arte que nace cuando la muerte y la belleza se encuentran, y que cuenta con un museo y una librería en Nueva York, sede de su directora creativa, Joanna Ebenstein.

Tras un par de ediciones en Nueva York, con Coney Island como escenario excepcional, y una tercera en Londres, Trigo ha conseguido que el evento de Morbid Anatomy desembarque en Barcelona y se fije en las numerosas y poco conocidas al gran público misteriosas maravillas de la ciudad. “Hace tiempo que sigo los proyectos de Morbid Anatomy y dado que Barcelona es una ciudad tan insólita, con muchos secretos por descubrir, se me ocurrió ponerme en contacto con ellos y proponerles realizar aquí un evento. Recibieron la iniciativa con los brazos abiertos y su ayuda ha sido muy importante de cara a promocionar el Congreso”, explica a Barcelonés Felipe Trigo. Y aunque las siete sesiones (Medicina en la Barcelona antigua; Búnkeres y mansiones; La cara oculta de Gracia; Noir masquerade; Barcelona masónica; Cena surrealista; Barcelona libertina) que tendrán lugar a lo largo de esta semana del congreso están prácticamente llenas, tal y como nos señala Trigo, vale la pena repasar algunas de las propuestas.

Trigo explica que, de las siete rutas organizadas, la dedicada a la Barcelona Másónica y el Ateneo Minerva es de reciente creación. Se trata de una ruta que tendrá lugar la mañana del sábado 1 de marzo y que arranca en el parque de la Ciudadela, recorre parte del Gótico y del Borne alto para acabar en el Ateneo Minerva, una de las sedes de la Gran Logia Simbólica Española, en el barrio de Sant Pere. “Se visitará el interior de la logia y sus miembros nos enseñarán la biblioteca del Ateneo”, puntualiza Trigo. En la ruta, sin embargo, no está incluida la biblioteca pública Arús, fundada por Rossend Arús – comerciante y prohombre entregado a la masonería, ya que llegó a ser gran maestro de la Gran Logia Simbólica Regional Catalana-, cuyo interior acoge una estatua de la libertad en bronce, réplica de la original de Fréderic-Auguste Bertholdi. ¿Las razones? El sábado cierra. No obstante, siempre se puede visitar de manera autónoma cualquier otro día de la semana y complementar así el mapa de la Barcelona masónica. ¿Dirección? Paseo San Juan 26.

Otro de los itinerarios que emocionan a Trigo es la Cena surrealista, que se celebrará la noche del sábado 1 de marzo en el restaurante Taxidermista, en la Plaza Real. Es sabido que Dalí era un gran amante del arte de la taxidermia y había visitado en numerosas ocasiones el establecimiento de Lluís Soler i Pujol que cerró sus puertas definitivamente en 1991. Sus encargos, como no podía ser de otra manera, eran tan insólitos como sus cuadros (llegó a pedir a Soler i Pujol doscientas mil hormigas, encargo que no pudieron satisfacer) y llegó incluso a posar para la cámara del fotógrafo Postius a lomos de un rinoceronte disecado recién adquirido. Al genio ampurdanés está dedicada esta noche que incluirá un espectáculo de burlesque a cargo de Kriminal Kabarett, copas y un riguroso dresscode: moda de los década de los 30 y ánimo provocador y diletante.

Dalí y la taxidermia

Medicina underground
Antes de todo eso, no obstante, el Congreso quedará inaugurado por uno de los itinerarios más morbosos del programa, Medicina y ciencia en la Barcelona antigua. Es una ruta comandada por José Pardo, historiador e investigador del CSIC; Alba del Pozo, doctora en literatura comparada; y Enric H. March, autor de uno de los blogs con más solera y profundidad sobre Barcelona, Bereshit y que pretende enseñar al público los misterios de la medicina que se practicaba en la ciudad en los siglos XVIII y XIX.

Anfiteatro de la Real Academia de Meicina

Se visitará el espléndido anfiteatro anatómico de la Real Academia de Medicina de Catalunya, uno de los teatros dedicados a la enseñanza de los misterios anatómicos mejor conservado de Europa y también de los más impresionantes. Construido en los años del final del barroco y los primeros del rococó (1760), su belleza contrasta con el uso para el que se realizó: la disección de cadáveres para las clases de anatomía. La visita a este inquietante escenario médico la liderará Alfonso Zarzoso, director del Museo de Historia de Medicina de Catalunya.

Hacia el final de la ruta sobre la medicina en la Barcelona antigua encontramos otras dos propuestas singulares y de excepcional atractivo. Y es que el itinerario culminará en la galería de arte ADA, donde gracias a José Pardo se dará cuenta del Gabinete Salvador de Historia Natural, antes de la inauguración el próximo 1 de abril en el Instituto Botánico de una muestra sobre la colección comisariada precisamente por Pardo. Se trata de un gabinete de curiosidades naturales (fósiles, moluscos, herbario, etc.) del siglo XVIII que perteneció a la familia de farmacéuticos Salvador y que estaba instalado en la farmacia que tenían en la calle Ample. La colección es una de las joyas históricas de Barcelona y podrá verse en abril por primera vez al público desde que cerró la farmacia Salvador en 1857.

La segunda conferencia de las tres que se darán en la galería ADA tiene también que ver con otro tesoro perdido de la ciudad, aunque, eso sí, jamás recuperado. Hablamos del Museo Roca, un museo anatómico ubicado en el Paralelo y después en la calle Nou de la Rambla y que cerró sus puertas en la década de los 40 para no volver a abrirlas nunca más. La colección voló a Londres y Bélgica (forma parte de la británica Wellcome Collection y del belga Museum Dr. Guislain) y sin duda es una de las grandes pérdidas culturales de la ciudad. Sobre ella debatirá Enric H. March, del blog Bereshit.

Además de estas actividades, el Congress for Curious People Barcelona 2014 rendirá tributo al Carnaval con La Barcelona libertina, un tour que rastrea la visita de Giacomo Casanova en 1768 a Barcelona y con la que se clausurará el congreso; una ruta, adelantamos, picante y sexy en la que se visitará, entre otras actividades, el interior del Palau Gomis y su salón de baile; y se platicará sobre erotismo y pornografía en la Cataluña del siglo XIX de la mano de Albert Domènech, autor del blog Piscolabis Librorum.

Elogio de la ciudad subterránea
Más allá de su carácter festivo, el Congreso es también una oportunidad para reconciliarse con una ciudad que parece destinada a perder gran parte de su patrimonio cultural, amenazada como está estos días por el fin de la prórroga de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Sin duda, esta probable destrucción de su legado arquitectónico, comercial e histórico es una debacle y está en nuestras manos que no suceda. No es tarea de la organización del Congress for Curious People Barcelona 2014 ni de sus participantes, pero un evento de estas características puede ayudarnos a comprender la riqueza y la importancia de este legado.

Y aunque ajeno a esta polémica, Felipe Trigo, finalmente, apuesta por la existencia de una Barcelona distinta del relato oficial con estas palabras sobre la herencia más canalla de nuestra ciudad: “A finales del siglo XIX y XX, Barcelona también era una ciudad sórdida, de prodigios como las barracas de espectáculos donde podía verse a Búfalo Bill, los cabarets decadentes, etc. Era una ciudad subterránea, que buscaba imitar a París. Y todo ese sustrato se ha intentado enterrar y tapar bajo una aureola burguesa. Durante todos los años en que ha gobernado Convergència i Unió se ha tapado la herencia subversiva en pro de una ciudad católica, conservadora y burguesa. Esa es la imagen que se ha querido dar de Barcelona, obviando que es una urbe de doble cara y, por tanto, también nocturna. Nosotros queremos reivindicar esta Barcelona festiva y decadente.” Que así sea.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial