Gin Tonics de aquí

viernes, 5 octubre, 2012

Por

 


La moda del combinado de ginebra y tónica llegó para quedarse. Prueba de ello es que en España somos el segundo país consumidor de gintonics… del mundo. Solo nos supera Filipinas. Cada vez es más difícil salir por la ciudad de Barcelona sin tener que escuchar las bondades, curiosidades, consejos sobre las mejores ginebras y otras fruslerías sobre este (al parecer) inagotable mundo del combinado británico a amigos, conocidos o directamente el personal que se cobija detrás de cualquier bar venido a más. Tantas son las novedades y nuevas marcas de ginebra y tónica que florecen cada día en el mercado que es imposible permanecer constantemente actualizado.

Para aquellos que de verdad queráis llegar a dominar con maestría el amargo trago de este combinado, Ara Llibres editó este verano El secret del Gintònic, un pequeño gran manual en encuadernación rústica donde podremos encontrar desde quién es el genio que inventó el gintonic hasta cuáles son los mejores locales en la ciudad Condal para degustarlos. Curiosidades, entrevistas y mil cosas más de la mano de Vador Lladó (el responsable de Fricandó Matiner de RAC 105), a través de más de un centenar de páginas ilustradas y maquetadas con sabor añejo, esto es, vintage.

Esta semana acudimos a la presentación en La Casa del Llibre sita en Passeig de Gràcia, donde además de verborrea de Vador pudimos disfrutar de la maestría de Jordi Reig, un barman de los de toda la vida de la coctelería Torre Rosa (para los que no la conozcáis, está en Francesc Tàrrega, 22). Roig nos sorprendió contando alguno de los secretos más preciados a la hora de preparar un buen gintonic, y buena muestra de ello fue esta receta que os brindamos a continuación, de una catalanidad exhuberante. Ojo al dato:

GIN TONIC MARÉ con arbequinas y tomillo
-Cargamos bien de hielo una copa balón. Vasos de tubo prohibidísimos: en  la copa indicada podrás introducir sin problemas tu nariz y boca para captar los efluvios que desprende el gintonic. El hielo debe conservarse a -18º C y sacarse solo para ponerlo en la copa. La calidad de este es crucial, puesto que un hielo con agua no mineral, poroso o poco cristalino puede conducirnos a la peor de las resacas. Sí amigos, la culpa es del mal hielo. También es aconsejable mantenerlo en un compartimento especial, alejado de bolsas de congelados o pescado que podría contaminarlo.
-Removemos suavemente para enfriar la copa.
-A continuación vertemos 5 cl de Gin Maré, un de las marcas punteras en ginebra, 100% catalana con una destilería ubicada entre la costa Brava y la costa Daurada, situada en una antigua ermita del siglo XVIII. Su pasión por el macerado botánico nos trae efluvios de romero, albahaca, tomillo y olivas arbequinas. Las botellas de Maré, además, cuentan con un tapón que es la medida exacta para el combinado.
– Vertemos la tónica, pero, atención: debe hacerse suavemente por un lateral de la copa, inclinándola ligeramente, para que se mezcle de forma natural con la ginebra y no pierda burbuja. Una Schweppes puede servir, pero si optáis por algo más sofisticado, la tónica Fentimans combina a la perfección con Maré por su toque de jengibre.
-Cogemos tres olivas arbequinas, introducimos dos en la copa y a la tercera le damos unos suaves toques con una cuchara para que suelte el aroma.
-Con unas pinzas de cocina damos  unos golpecitos a una rama de tomillo: esta acción hará que se desprenda el aroma. Introducimos la ramita en la copa, a modo decorativo.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial