El placer del macaron

miércoles, 7 noviembre, 2012

Por

 

Antes de hablar de esta pastelería con zona de degustación, tengo que explicar lo que son los macarons porque en los últimos días me he dado cuenta de que para muchos afortunados aún son una tentación desconocida. Digo lo de afortunados porque probar un buen macaron por primera vez es toda una experiencia, especialmente si está bien hecho y esos los puedes encontrar en esta tienda de la calle Roselló.

Un macaron es un pequeño pastelito crujiente con masa exterior de almendra y rellenos para todos los paladares. La parte exterior suele ser de un color que identifica su ingrediente interior, por eso las bandejas y cajas de macarons son un arco iris de sabores: desde los más sencillos de limón o chocolate a especialidades como turrón o capuchino. En Francia son un clásico que no falta en ninguna panadería o pastelería, aquí los empezamos a ver en algunos escaparates.

En Les Plaisirs de Marie Antoinette son especialistas en macarons, aunque también preparan otras delicias francesas dignas de ser catadas. Un amigo francés que lleva unos meses viviendo en Barcelona siempre me dice que, según él, son los mejores macarons de nuestra ciudad. No sé cuántos ha probado, pero la verdad es que estos te hacen repetir cada vez que pasas por delante. Nada como un capricho a media mañana o media tarde: un cortado con un macaron. Eso sí, siempre de un sabor diferente que en la variedad está el gusto.


Si tienes que hacer un regalo a algún amigo goloso o necesitas sorprender a alguien, te van a preparar una cajita de macarons que te va a dar pena abrir. La atención al detalle es uno de los puntos fuertes de esta pastelería francesa del Eixample. También tienen cajas de lata preciosas de galletas bretonas, mermeladas, canelés, tés y helados. Bon appetit.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial