Barra ilustrada: Sonotek

jueves, 18 abril, 2013

Por

 


Quién no ha tenido alguna vez la típica conversación con sus amigos que empieza cuando alguien pronuncia la frase «podríamos abrir un bar». Aproximadamente el 98% acaba en mera elucubración que nunca llegará a nada, pero el escaso tanto por ciento restante consiguen llevarlo a cabo y en él se encuentra Rai, Sebas y Leo, responsables del Sonotek, un bar que pese a la coyuntura ha conseguido salir adelante. «Sabíamos que no era el mejor momento pero teníamos claro que, para hacer algo así, es muy difícil encontrar el momento ideal dadas las circunstancias». Este pequeño bar en el número 39 de la empinada calle Rabassa en el barrio de Gràcia lleva nueve meses de carrera compitiendo en la variada oferta de ocio nocturno barcelonesa y parece que no anda mal de salud, como confiesa Leo: «en momentos de crisis sabes que no va a ser fácil, pero que si todo va bien, a medio o largo plazo vas a empezar a tener beneficios. Al menos eso esperamos».

Desde la pared del fondo del bar, un collage de pósters de Sonic Youth, Joy Division, Pulp Fiction, los Goonies, Vertigo o Pink Floyd le dan la bienvenida al cliente a la vez que intentan aportar carisma e identidad a Sonotek, donde lo más importante para sus dueños es la música: «no hemos invertido demasiado en decoración porque nos gustaba cómo era el bar anteriormente, pero la hemos variado en relación a la música en homenaje a los grupos y las pelis que nos gustan», aclara Rai. Las actividades puntuales también ayudan a construir el caleidoscopio que conforma la identidad del local. Fiestas temáticas, venta de vinilos, proyección de documentales musicales o incluso las noches de sushi son algunas de las citas que aparecen en la agenda de Sonotek: «intentamos no hacer lo mismo que hacen otros sino algo que pueda llamar la atención» apostilla Leo.


Si sois de aquellos que refrescan sus redes sociales cada diez minutos como un acceso de enfermedad, que sepáis que podéis seguir toda la oferta musical y de actividades del local a través de Facebook, Twitter y Tumblr, con la seguridad de que ellos prometen no inundaros de maldito spam. Si sois más bien de los que creen que no hay mejor sitio que la barra de un bar (y con razón), si os tomáis una caña en el Sonotek y les dais charla, quizá les podáis sonsacar lo que nosotros no pudimos:

Filosofía
«Vendemos un poco que cada uno se sienta cómodo, que puedas escuchar buena música, que estés bien atendido y que te sientas como en el salón de tu casa. Al final es cuestión de hacer que la gente se lo pase bien, de tener ese bar donde a mí me gustaría ir. En Gràcia mismo hay mil bares nuevos, pero también otros tantos que se han ido o han cambiado de estilo. Este bar era un local de cócteles y punto, no terminaba de ser un bar de Gràcia porque era un poco pijo para la zona; la idea fue darle la vuelta. No veo ningún bar que sea igual al Sonotek en Gràcia, los hay similares y con música parecida, pero la idea es intentar ofrecer algo diferente.» (Leo)

Banda sonora
«Obviamente, uno piensa siempre en lo que le gusta: desde indie hasta música de los años 60, 70 y 80; Radiohead, Joy Division, Pink Floyd, mucho brit pop, la cosa va por ahí… Y también grupos del estilo ‘Primavera Sound’. Es bastante variado aunque mantenemos un criterio y si en algo nos negamos, eso es a poner música que no nos gusta. Lo siento, pero no.» (Leo)

«No tenemos nada establecido por ley. La música que ponemos tira hacia el grunge aunque hay un poco para todos los gustos: entre los tres tenemos preferencias que si bien están más o menos en la misma gama, son obviamente diferentes. Yo soy más de poner rock clásico, como Leo. Mi hermano Sebas está más ubicado en el indie, en lo que suena ahora… Si nos preguntas un grupo como tal, diríamos Pearl Jam, a quien rendimos homenaje en la pared del bar y el cual representa un poco su estilo.» (Rai)

Anecdotario
«Una vez un turista se cargó la puerta: se abre hacia adentro y al salir intentó abrirla hacia afuera, como no podía le metió la rodilla y la partió. Más que situaciones, son personas que pasan por aquí, en Gràcia hay de todo y algunos que se quedaron 20 o 30 años atrás.» (Leo)

«En ese momento había una fiesta en el bar y fue un lío, todos le querían matar. También teníamos un par o tres de clientes que venían aquí a desahogarse. Lo que yo hago cuando se ponen muy pesados es fingir un poco que estoy haciendo alguna otra cosa y como que se dan por aludidos. Todo bar y todo local nocturno atrae a personajes un tanto particulares, mejores y peores. Reímos, porque es lo único que puedes hacer.» (Rai)

Parroquianos
«Nuestro cliente principal es alguien que comulga con el espíritu del local: la música. Es un cliente a quien le gusta la música que ponemos y que se da cuenta de que es un bar sin pretensiones, donde nos gusta estar todos juntos, donde nos podemos hacer colegas de los clientes.» (Rai)

Derecho de admisión
«En este momento, echaría a cierta persona que no quisiera nombrar… Al ex dueño, todo lo pegaba con celo, cada vez que encontramos un cable o cualquier otra cosa: pegado con celo… Por patear, patería a Justin Bieber, por el mero hecho de que está de moda patearle. Y ahora en serio, si me preguntas a quién echaría, sería a cualquiera que entrara gritando. A mí el ruido me molesta, la música no.» (Leo)

Recomendaciones
«El St. Germain (Torrent de l’Olla 113). Por aquí realmente no hay mucho bar, tenemos al lado el Gatamala (Rabassa 37) que está muy bien y las chicas son muy majas, la Milagrossa (Torrent de les Flors 94), el CaraB (Torrent de les Flors 36)…» (Leo)

«El Châtelet (Torrijos 54) y El Coleccionista (Torrent de les Flors 46).» (Rai)

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial