Jo, ¡qué noche!, por Paco y Manolo

viernes, 11 enero, 2013

Por

 


Pensar en la noche más salvaje de nuestra vida nos hace volver al pasado. Ha habido muchas noches salvajes. Los tres días del cumpleaños de Mamen en una casa de campo, tres días que fueron tres noches, poco rato vimos la luz del día. Éramos mas de 20, todos amigos, y solo vimos la luz del sol para electrocutarnos con la valla electrificada que protegía un burro.  Eso fue lo que hicimos, el burro. Recordamos también la noche que conocimos a Carlos Berlanga. Después de hacerle fotos, las primeras que publicamos, pasamos la noche de fiesta con él. Pensamos que cada foto que haríamos sería así.  Y aquella noche del Fib, la del concierto de Ladytron, la noche de los corazones rosas. Pero quizás la más especial fue la del 15 de agosto de 1989. La noche que nos presentaron en un bar de lesbianas. Sonaban los Smiths, Siouxie y Ana Curra. Bebimos más de la cuenta. No recordamos lo que habíamos tomado, pero era mucho. Ni siquiera recordamos con quien estábamos. Intentamos hacer memoria. Aquellos amigos ya no están con nosotros, unos se fueron para siempre y otros desaparecieron en el camino. Fue en el Imagine, cerca de Gala Placidia. Teníamos que salir con cuidado, había una portera muy pequeña, que antes de salir miraba por la mirilla por si había gente esperando para patear a alguien. Seguimos la noche en una discoteca que nos encantaba, el Strass. Acababa de llegar el Acid. Y terminamos en Distrito. Al entrar vimos casi por primera vez esas caras amarillas sonriendo, suponemos que mucha gente nos vería con esa cara a nosotros. Por aquella época ya empezábamos a salir mas de la cuenta, siempre nos amanecía. Sabíamos que era algo especial. Lo nuestro y lo del Acid.

Bailamos sin saber como se bailaba esa música. Esos gritos agudos nos hacían reír. Terminamos la noche en Cornellá. Intentamos hacer memoria de cómo llegamos allí, pero sólo sabemos que llegamos.

Desde entonces hemos ido a muchos clubs, hemos bailado mucha música nueva, hemos tenido épocas de no salir, hemos conocido a mucha gente, hemos tenido muchas caras de bobos, hemos tomado de todo, o casi de todo, pero como esa noche no hemos vuelto a sentirnos. Cómo si estuviésemos solos. Somos conscientes de que esa noche algo cambió…

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial