Ultramarins: el arte de las tote bags

jueves, 15 mayo, 2014

Por

 


Un artista y una tote bag edición limitada de 50 bolsas. Así se podría resumir el proyecto Ultramarins. Liderado por la diseñadora industrial Anna Tulleuda Ultramarins quiere ser un punto de encuentro entre artistas y amantes del arte y de la moda. Hablamos con Anna para que nos cuente todos los detalles de esta iniciativa. Y además sorteamos 10 tote bags con diseño de Marc Ribera (Doble Pletina) en nuestra página de Facebook.

Ultramarins nos remite a una típica tienda de ultramarinos llena de latas de conversa que compraban nuestros padres para vermutear los domingos. Más allá de este recuerdo, ¿Ultramarins de quién toma el nombre?
Ultramarins toma el nombre de estas tiendas. Parte de aquí por dos razones: una es porque me gusta mucho esta palabra (no sé porqué, pero el conjunto en sí me parece bonito) y por otra razón, con más peso, es que coge las raíces de estas tiendas. Ultramarins quiere ser un espacio donde vender arte de todas clases a un precio asequible y para todo el mundo, y arte envasado en un formato totalmente diferente a lo que se vende.

Además de ser diseñadores emergentes ¿Qué relación se establece entre los artistas que han participado del proyecto?
La relación que se establece entre los diseñadores, a parte de ser diseñadores emergentes, son personas que se muevan en el mundo del arte, del diseño, de la ilustración. Mi idea es que pueda participar cualquier persona de estos ámbitos que tenga obras de arte y que quiera plasmarla, mostrarla, venderla en un formato diferente. Personas con ganas de colaborar en proyectos innovadores.

¿Cuál es el briefing que recibe el ilustrador o diseñador para que cree sus obras de arte?
El briefing que recibe es muy sencillo: tamaño de la bolsa, margen para el diseño, que puede usar un máximo de dos colores, que su firma debe aparecer en la ilustración y poco más. Selecciono las personas que colaboran en el proyecto y doy total libertad a sus diseños, confío mucho en lo que presentarán.

¿Nos podrías resumir en una frase la historia de la producción de cada una de las bolsas?
La historia puede venir de la mano del artista, del dibujo, de algún comprador que te haya sorprendido, etc. Me emocionó la primera bolsa que vendí sin conocer al comprador: era un neoyorquino, que le encantó la historia, el concepto del proyecto y consideró que tenía que tener una bolsa de edición limitada para su colección.

¿Por qué crees que se debe reinvidicar el arte fuera de los circuitos tradicionales?
En los circuitos tradicionales el arte siempre llega a las mismas personas, se mueve en los mismos circuitos. Creo que el arte, como movimiento cultural y medio de expresión debería llegar a todo el mundo, sin excepción de clase ni condición, ya que todas las personas somos capaces de hacer arte y de emocionarnos viéndolo.

¿Cuál es el último proyecto artístico fuera de lo común que ha captado tu atención?
No sigo mucho los proyectos artísticos que se van haciendo, pero como yo reivindico el arte en las calles, hay un proyecto en Madrid que se llama “La Galería de Magdalena” que trabajan haciendo exposiciones en diferentes sitios y espacios de la calle, y me parece muy interesante. Este tipo de exposiciones se llaman “de guerrilla” y cada vez hay más gente que está haciendo esto. Otro ejemplo muy claro son “Wallpeople”. Estas organizaciones, promueven arte y también hacen partícipe a la gente de la calle para que deje su arte. Algo que debería ser lo normal, y que el arte no se viera como algo lejano.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial