Niwen Paola y la joya de la corona

viernes, 14 diciembre, 2012

Por

 


Todas hemos querido ser tan hermosas como Arwen alguna vez en nuestra vida. Pues bien. Nuestra joven joyera barcelonesa, Niwen Paola, ha conseguido que podamos convertirnos en ella gracias a sus fantásticas creaciones: joyas que evocan mundos de ficción, espacios medievales, crueles y brillantes princesas… Raro es encontrarse con alguna It-Girl de Barcelona que no haya portado sus originales joyas.  Niwen Paola me llamó mucho la atención desde que la vi en las redes sociales y por eso quise llamarla para este espacio. Su tarea como artista me parece deslumbrante, también su belleza, y por supuesto, su pasión:

Dado que eres medio barcelonesa, medio francesa, decidiste comenzar una carrera relacionada con los idiomas… sin embargo, con el tiempo, te diste cuenta que tu vocación en esta vida eran las joyas. ¿Cómo se pasa de un extremo a otro? ¿Cómo decide alguien tan joven dedicarse a una profesión tan “fuera de lo común”?
Los idiomas siempre me gustaron lo que principalmente cambió fue mi entrada en la universidad. Todo aquello no iba conmigo y me sentía muy desplazada. Y como siempre tuve una inquietud artística (me gustaba dibujar, hacer música,…) decidí cambiar de rumbo. Me apunté al taller de joyería JORGC simplemente por probar y me gustó tanto que decidí hacerme un hueco por ese camino. Así que me seguí formando en otros talleres como el del señor y maestro joyero Antoni Farré, y en el taller de Poblenou Eltaller. Actualmente estoy acabando el grado superior de joyería artística y comparto taller con otros compañeros de oficio en la Asociación de joyeros 999 donde realizo todos mis trabajos/encargos y en donde soy feliz.

¿Es Barcelona un lugar propicio para tu profesión? ¿Hay mucha tradición o son mejores otros lugares de Europa para los de tu profesión?
Definitivamente Barcelona (en mi opinión) no es el lugar propicio para mi profesión a nivel de formación. En primer lugar porque en España en general no existe la carrera de joyería, solo hay un grado superior y otros cursos. Mientras que en otros países como Inglaterra, Alemania, Francia o Italia hay una carrera de 5 años. Así que imáginate la diferencia de formación…
Pero sí que existe una gran tradición de joyería, por ejemplo en Catalunya cuando hubo un boom modernista o cuando se considera Córdoba un referente mundial de tradición orfebre. Lo que vengo a decir es que existe el buen gusto, el estilo artístico y la tradición, solo que nos hemos quedado un poco obsoletos a la hora de vendernos y de progresar tanto en enseñanza como en maquinaria y tecnología.

Tu creación tiene un toque así como medieval. Una estética única y de ensueño. ¿Qué relación tienes con El Señor de los Anillos, Juego de Tronos y toda esa estética? ¿te gustaría que las princesas de esas películas, series y libros llevaran tus obras?
Mi relación con el Señor de los Anillos es muy intensa! Les debo a Peter Jackson y a Tolkien mil millones de gracias por haberme inspirado tanto. Creo que fue a raiz de ver las películas y leer los libros que empezó a consolidarse mi “creación” y a concretizarse la estética de mis joyas. Obviamente no son mi única fuente de inspiración, me encanta la estética en general de la fantasía y la ciencia ficción, de Blade Runner a la Historia Interminable y
de Barbarella a Fantasía de Disney. Así que, sí, me fliparía muchísimo que las princesas, elfas y personajes de este mundo llevaran mis joyas! Sería perfecto.


Y, en este punto, ¿cómo te relacionas con el mundo de la moda? Te hemos visto fotos con Ahida Agirre, con Miranda Makaroff y con otras personas del mundillo. ¿Cuál es tu papel aquí dentro?
Supongo que mi papel se podría definir como complementar un tipo de moda y/o estética con las joyas que yo hago y rematar un look decorándolo. Digamos que tanto Ahida como Miranda son fuente de inspiración generada por personas reales, que también lo necesito! El mundillo de la moda me gusta aunque muchas veces no lo entienda y he decidido encaminarme por ahí en vez de centrarme únicamente en esta obsesión que hay aquí ahora (por lo menos en Barcelona) en hacer joyas “conceptuales” u obras de arte. Me parece fantástico pero no es lo que busco.

Háblanos también de tus aspiraciones. De cómo ves tu futuro y el futuro de tu profesión, de tu taller…
Pues sinceramente, lo que quiero es poder vivir siempre de la joyería que hago y que no me falte de nada. También me gustaría seguir haciendo cosas con  Ahida Agirre, realizar alguna tiara en conjunto con mi ídolo joyero Txe Aymat o llegar a colaborar con grandes marcas de joyería como Masriera, Carrera y Carrera, Chanel o Van cleef and Arpels.  Y por supuesto que Peter Jackson decidiera rodar El Silmarillion y que de repente me llamara para que realizara los prototipos de tiaras para la película!


Cuéntanos también tus aficiones. ¿Qué hace una chica como tú en una ciudad como esta? ¿Cómo se divierte?
Me divierte hacer tiaras, me gusta muchísimo leer, sobre todo cosas de Amélie Nothomb y de Jean Christophe Grangé (aunque luego tengo miedo todo el rato). Me flipa hacer crucigramas y autodefinidos. Me encanta ver películas, a poder ser épicas  (tipo Braveheart) con mi pareja. Tocar la guitarra con mi amiga Blanca me hace muy feliz y si me aburro de veras me gusta escribir en el blog “Yo soy Pancho Teijeira” simulando ser mi gato al que amo muchísimo. También me lo paso bien en cualquier tipo de evento en el que haya vino tinto y música buena (según mi criterio del momento).

Y para acabar, ¿cuál es tu joya de la corona? Todos tenemos algo que nunca nos quitamos, o unos pendientes preferidos, o un anillo que no desearíamos perder. ¿Cuál es la tuya?
¡Mi joya de la corona aún está por llegar!

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial