Kinki fans

Miércoles, 3 Octubre, 2012

Por

 


A unos pasos de la Rambla se encuentra la peluquería Kinki (Pintor Fortuny , 10), una peluquería moderna y transgresora que llegó a Barcelona de la mano de Arnold Veerbeek. La primera peluquería Kinki se abrió en 1984 en Eindhoven, en Holanda, donde es una marca popular entre los jóvenes más atrevidos.


En el argot de Amsterdam Kinki significa “emocionante”, que es algo que caracteriza el diseño y actitud de los locales y sus peluqueros. La decoración es provocadora y llena de colorido, fuera de los típicos colores neutros de las peluquerías. Están siempre a la última en tendencias de color y modas capilares, sin perder ese toque familiar de las peluquerías de toda la vida. No te sentirás anónimo como en las grandes cadenas que tienen un establecimiento en cada barrio. Puedes visitar su página de facebook para entrar en contacto con ellos, mandar un mensaje o enterarte de las fiestas que organizan de vez en cuando en los clubs de moda de Barcelona. Tampoco te olvides de los concursos y promociones Kinki: si vas al restaurante Maka Maka Beach Burger Cafe podrás participar en un bingo para conseguir vales de servicios gratis. También están colaborando actualmente en el We Art Festival.


Los lunes por la mañana están cerrados, pero los puedes encontrar a partir de las once de martes a sábado. En su web puedes ver vídeos y fotos de la peluquería, para que te puedas hacer una idea de lo que te espera en tu primera visita si te decides a ir. Después de hacerlo, una palabra es la primera en venir a la mente: creatividad, eso y una gran dosis de diversión. Si conoces a alguien que se sienta aburrido o aburrida cada vez que tiene que ir a cortarse o teñirse el pelo, pásale el número de Kinki (933023379), seguro que vuelve a casa con otro concepto sobre las peluquerías.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial