Se hace camino al parar

viernes, 4 noviembre, 2016

Por

 

Si bien es cierto que “se hace camino al andar”, las paradas son una parte imprescindible de cualquier camino. El acto de parar ayuda a tomar perspectiva y nos ayuda a ser capaces de ver las cosas desde otro punto de vista. Parar nos ayuda a pensar, nos humaniza.

La nueva campaña de Repsol juega con un concepto absolutamente cotidiano. Los enfados o pequeñas discusiones familiares son algo con lo que cualquiera puede empatizar. Y en muchas de ellas si fuéramos capaces de parar y reflexionar nuestra actitud sería distinta. Este es el caso de la historia narrada en este nuevo anuncio de Repsol en la que un hijo reprocha a su padre que no debe desaparecer sin avisar. Por suerte, los viajes en coche tienen paradas obligadas: las estaciones de servicio. Y en este caso es la parada la que permite al hijo sentir conexión con su padre que se está haciendo mayor.

Repsol ha vuelto a sorprender con una historia que utilizando un lenguaje tan natural como cinematográfico resalta la humanidad de los gestos más cotidianos. Porque las paradas son tan importantes como el camino. #HistoriasRepsol

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial