Residencias artísticas: modelos y posibilidades

martes, 20 septiembre, 2016

Por

 

Historia política de las flores III: Azucenas tigradas (Gelen Jeleton) en Halfhouse

Historia política de las flores III: Azucenas tigradas (Gelen Jeleton) en Halfhouse

 

Las residencias de artista constituyen un engranaje más dentro del sistema del arte. Espacios que permiten, no solo la producción de obra, sino también la comunicación con otros artistas y profesionales del sector, el intercambio entre el contexto local y el internacional, el acceso a nuevos circuitos, la exposición y visibilidad de la propia obra y también la creación de contextos en forma de proyectos o redes. Esta estructura de definición poco clara cuenta con diversas acepciones, algunas ligadas a su propio modelo de supervivencia y, en consecuencia, a las condiciones –alquiler, donación de obra– que tiene que cumplir el artista para su uso, otras que determinan su grado de independencia –relación o no con instituciones– y otras relacionadas con los servicios que ofrecen –taller, recursos materiales, vivienda– . Repasamos la necesidad, la vigencia, los distintos modelos de residencia que ofrece Barcelona y sus alrededores inmediatos y los artistas que recientemente han pasado por ellas:

LA OPCIÓN INDEPENDIENTE

Recientemente son muchas las iniciativas independientes que han surgido en Barcelona. A menudo se trata de espacios y no-espacios (algunas de las iniciativas son nómadas y no cuentan con un espacio) híbridos que combinan la residencia, la exposición y la propia investigación. Se trata de una opción que permite aplicar nuevas metodologías y líneas de investigación más allá de las propuestas y condicionadas por la institución. Profundizaremos en Bar Project, Homesession y Halfhous y Experimentem amb l’Art pero, no por ello, hay que dejar de nombrar interesantes proyectos como A bao a qu, iniciativa muy comprometida con el ámbito de la educación y que cuenta con un programa de residencia en institutos de Barcelona a través del cual proponen a artistas concebir una obra específicamente pensada para ser llevada a cabo junto a un grupo de estudiantes de secundaria. Erick Beltrán, Pere Noguera o Daniela Ortiz son algunos de los muchos artistas que han participado en esta modalidad de residencia que se lleva a cabo desde 2009. Desde enero de 2015 Barcelona cuenta con la plataforma Fireplace, proyecto iniciado por Ángela Palacios y Quim Packard que se concibe como un espacio de trabajo compartido más que de exposición y que se centra en el arte en la era postdigital. Además de los creadores de la plataforma, actualmente se hallan trabajando en el espacio las artistas Priscila Clementi, Julia Gorostidi, Marina Esmeraldo y Pernan Goñi. Otro de los proyectos que resulta inevitable mencionar es El Palomar, iniciativa que centra su actividad en las temáticas queer y que, más allá, de los distintos proyectos, encuentros y demás que realizan, tienen el programa “Put One’s Foot In It” a través del cual convocan a artistas, comisarios y otros agentes culturales que están de paso por la ciudad. El pasado julio llevaron a cabo la novena ‘edición’ de este programa con la artista feminista mexicana Liz Misterio quien es también codirectora y editora de la publicación digital de arte “Hysteria! Revista”.

·BAR Project

Iniciado por los comisarios independientes Juan Canela, Andrea Rodríguez Novoa y Veronica Valentini, BAR Project se concibe como una organización sin ánimo de lucro, independiente y móvil dedicada a promover el intercambio artístico a través de residencias. Sin un espacio físico definido, las residencias tienen lugar gracias a diferentes socios que colaboran aportando un piso ubicado en el Eixample barcelonés y talleres de trabajo en el centro de producción Fabra i Coats. El funcionamiento de la residencia es a través de invitación, puede ser por distintos periodos y gira, cada año, en torno a un tema general. Bar Project propone dos modalidades: “Residencias”, que son estancias de tres meses en las que artistas y curadores se instalan en la ciudad para desarrollar un proyecto específico que comparten periódicamente con el contexto local y “Visitas”, en el que se invita a un pequeño grupo de comisarios entre 5 y 10 días para conocer el contexto artístico local. Este año el programa curatorial explora las políticas de control del comportamiento humano. Se ha llevado a cabo el proyecto expositivo “El derecho a ser infeliz” en el que han participado, entre otros, la comisaria en residencia Florencia Portocarrero y las artistas en residencia Valentina Desideri y Waren Neidich.
Además de las residencias, BAR Project propone una residencia site-specific en su propia web a través del proyecto HomePageResidency en el que invitan a artistas locales a desarrollar un proyecto en la página de entrada que tendrá visibilidad durante tres meses. Un proyecto de Jaume Ferreté en el que recurre a la voz, línea de investigación habitual del artista, es la residencia virtual que ocupa la página actualmente.

· Homesession
c/ Creu dels molers, 15 (Barcelona)

Homesession es ya uno de los proyectos veteranos dentro del panorama de residencias independientes de Barcelona. Iniciado en 2007, Homesession fomenta la creación en el campo de las artes visuales dando soporte a los artistas articulando una residencia abierta a artistas internacionales y un programa de producción de proyectos dedicado a artistas españoles. El proyecto impulsa dos programas, “Residencia” en el que se ofrece una vivienda –ubicada en el barrio de Poble Sec–, un espacio de trabajo y un espacio de exhibición para artistas internacionales y cuya estancia puede ser entre una semana y tres meses y “Invited”, un programa destinado a artistas españoles en el que, a través de invitación, el artista puede desarrollar un proyecto específico en el espacio durante un día.

El próximo 20 de septiembre se reflexionará en Homesession en torno a “Fascículo 1. Autocensura”, un proyecto presentado el pasado mayo en el MACBA. Para ello contarán con la participación de Jorge Luis Marzo y David Santaeulària, quienes atenderán a preguntas como ¿estamos dispuestos a aceptar narrativas hegemónicas o determinados usos del lenguaje en pos del consenso social?. Asimismo, los meses de noviembre y diciembre de este año llevarán a cabo una residencia cruzada con art3 Valence cuyo objetivo es favorecer la movilidad de los artistas y las relaciones entre sus respectivos contextos artísticos. Benjamin Collet, artista de la región Auvergne-Rhône-Alpes será quien disfrutará de la residencia en Homesession.

A good rule for living in a small space (Luke James) en Homesession

A good rule for living in a small space (Luke James) en Homesession

· Experimentem amb l’art
c/ Torrijos, 68 (Barcelona)

Otra de las iniciativas veteranas en el campo de las residencias artísticas de Barcelona es la asociación Experimentem amb l’Art. Un proyecto que nace en 1993 de la mano de la artista Montse Vives y que, con el tiempo, se ha ido ampliando e incluyendo nuevas personas al equipo de formación diversa: la artística, la educativa y la gestión cultural. Experimentem amb l’Art, con espacio propio en el barrio de Gràcia desde 2003, se define como una entidad educativa que trabaja a partir del arte contemporáneo y de los procesos creativos entendidos como herramienta para fomentar la capacidad crítica y creativa de las personas. Su programa de residencias, “Residència EART” articula propuestas educativas que vinculan a los artistas residentes y sus procesos creativos con públicos no especializados. Con hasta 15 talleres disponibles, por la residencia han pasado ya más de 116 artistas de diversas disciplinas como Javier Peñafiel, Lola Lasurt, Gerard Ortín, Jordi Ferreiro o Mireia Saladrigues. Las residencias, de entre uno y dos años, permiten a los artistas, además de la difusión, vincular su trabajo con encargos remunerados y colaboraciones relacionados con proyectos educativos y también recibir asesoramiento y formación en relación con proyectos educativos. Algunos de los artistas que podemos encontrar actualmente en residencia son Consol Llupià quien está llevando a cabo un proyecto en torno al proceso de domesticación de las palomas mensajeras en el terrado del propio centro y Marta Bellvehí.

Por otro lado, Experimentem amb l’Art cuenta con otra línea de residencia de mayor brevedad. “Residencia de Pas”, cuya duración es de entre una semana y quince días, está pensada para colaboraciones puntuales con artistas y colectivos a cambio de workshops o talleres destinados a los artistas o alumnos de la de la escuela EART. El colectivo Air-Condition es quien disfrutará de esta modalidad de residencia a principios de octubre.


·Halfhouse
Av. Vallvidriera, 69 (Barcelona)

Halfhouse es otra de las iniciativas pioneras en cuanto a residencia independiente. En 2009, los artistas Alberto Peral y Sinéad Spelman convirtieron su piso de Poblenou en un espacio de residencia y exposición y, en 2012, el proyecto dio un importante giro y se trasladó a una casa en Vallvidriera, un espacio mucho más grande y emplazado a pie de montaña. Entre los objetivos de Halfhouse está el establecer un punto de encuentro entre artistas noveles y profesionales, críticos y comisarios y otro tipo de iniciativas. Comunicación que se establece a través de la organización de exposiciones colectivas y charlas. Durante 2016 han desarrollado hasta tres proyectos: “Roca” con los artistas David Bestué y Julia Spínola, “Beguin the beguine” con Silvia Gubern y el recientemente clausurado “Historia política de las flores III: Azucenas tigradas” de la pareja artística Jeleton.

El próximo 1 de octubre se inaugurará la exposición de Josu Bilbao Ugalde, el artista residente en Halfhouse entre el 1 de agosto y el 30 de septiembre fruto de la convocatoria destinada a aristas de la comunidad autónoma vasca que Halfhouse impulsó en colaboración con Eremuak.

Historia política de las flores III: Azucenas tigradas (Gelen Jeleton) en Halfhouse

Historia política de las flores III: Azucenas tigradas (Gelen Jeleton) en Halfhouse

 

FABRICAS DE CREACIÓN: EL VIVERO PÚBLICO

La red Fàbriques de Creació de Barcelona es un programa impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona desde el año 2007 para la transformación de lugares en desuso en espacios propicios para la producción artística. Entre los espacios que acoge esta red se hallan proyectos ya consolidados como Hangar, el cual destacaremos por su relación con el arte contemporáneo, el Ateneu Popular de 9 Barris, La Caldera Les Corts o la Nau Ivanow, también nuevos equipamientos representativos de distintas disciplinas artísticas como La Central del Circ, Graner, La Seca o La Escocesa y, por último, el ambicioso proyecto de gestión totalmente municipal que es Fabra i Coats.

·Fundación AAVC HANGAR
c/ Emilia Coranty, 16 (Barcelona)

Hangar abre sus puertas el 20 de junio de 1997 gracias a la insistencia de la Asociación de Artistas Visuales de Catalunya (AAVC) que venía demandando una estructura de apoyo a la producción artística mientras observaba la consolidación de espacios de exposición como el MACBA, la Virreina, la Fundació Antoni Tàpies o el Centre d’Arts Santa Mònica. La iniciativa se instala en la antigua fabrica Can Ricart cedida por el Ayuntamiento y situada en el barrio de Poble Nou. Desde sus inicios se centra en la producción y postproducción de proyectos multimedia y la creación de un Medialab y, desde 2010, bajo la dirección de Teresa Badía, Hangar potencia el trabajo en red con universidades y otros centros de investigación. También ha ampliado sus instalaciones con un plató, diversos laboratorios técnicos y tecnológicos y una zona de viviendas que consolidan el proyecto de residencia.
Actualmente Hangar se entiende como un centro abierto para la investigación y la producción artística cuya misión es apoyar a los creadores en todas las fases del procesó de producción no solo facilitando los recursos materiales y técnicos necesarios si no también su inclusión dentro de redes y plataformas o en proyectos de otros sectores.

Hangar cuenta con distintas modalidades de residencia, la de proyectos colectivos, la de residencia corta de hasta tres meses y la de larga duración de hasta dos años. En esta última modalidad encontramos, actualmente y entre otras, a la performer Ariadna Guiteras y a la artista queer transmedia Megan Michalak.

HÍBRIDOS: ENTRE LA GALERÍA Y LA RESIDENCIA ARTÍSTICA

Otra posibilidad dentro del tejido de residencias barcelonés es el espacio híbrido que combina su actividad como residencia con una periódica programación de exposiciones y con el resto de actividades propias de una galería de arte al uso. Es el caso de Blueproject Foundation que destacaremos a continuación y de Piramidón, un espacio creado en 1990 que fusiona la producción artística con el ámbito de difusión, exhibición y venta de obra de arte. El visitante que se acerca a Piramidón para ver una exposición tiene la oportunidad de establecer una relación directa con el artista y conocer su discurso en primera persona. La exposición actual que acoge el espacio es “Espacio Industrial” de Juan Ortí, uno de los hasta dieciséis artistas residentes que hay actualmente en el centro.

·Blueproject Foundation
c/ de la Princesa, 57 (Barcelona)

La fundación sin ánimo de lucro Blueproject Foundation está instalada desde 2013 en el barrio de Born y se ha convertido, desde entonces, en un espacio de referencia para el arte contemporáneo. El centro cuenta con dos salas de exposición, Il Salotto, destinada a artistas contemporáneos reconocidos y por la que han pasado Michelangelo Pistoletto y Chen Zhen entre otros y la Sala Project, de carácter más multidisciplinar y por la que han pasado artistas como Luz Broto y propuestas comisariales de Caterina Almirall entre otras. Asimismo, Blueproject Foundation efectúa cada año una convocatoria de residencia para tres proyectos. La dotación para la producción es de 12.000 euros a repartir entre los tres proyectos, la residencia tiene una duración máxima de un mes y se materializa en una exposición que tiene lugar en la Sala Project. La convocatoria de 2016 la han disfrutado las artistas Anna Moreno, Jorge Satorre y Martín Llavaneras. La del próximo año, ya cerrada, está a la espera de resolverse.

Exposición de la artista residente Anna Moreno en la Sala Project de la Blueproject Foundation.

Exposición de la artista residente Anna Moreno en la Sala Project de la Blueproject Foundation.

COLINDANTES: MÁS ALLÁ DE BARCELONA

Pero hay vida más allá de los estrictos límites de la ciudad. En los alrededores cercanos a Barcelona podemos hallar distintas iniciativas que, sin duda, enriquecen el tejido creativo. Adn Platform (Sant Cugat) es una propuesta ligada a adngaleria (esta sí, situada en Barcelona), que está destinada albergar proyectos expositivos resultantes de una convocatoria de comisariado, presentaciones performativas, programas públicos de reflexión sobre la vinculación de arte y sociedad y residencias de artistas y comisarios. También L’Estruch (Sabadell), ligado al Ayuntamiento de la localidad, es un espacio de referencia del arte contemporáneo en todas sus disciplinas. Su programa de residencias ha permitido el paso de muchos artistas, actualmente activos y presentes en las principales galerías de la ciudad, por sus talleres como Gerard Ortín, Rasmus Nilausen, Gelen Jeleton o Alex Reynolds, entre muchos otros.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial