Los destacados del Primavera

lunes, 5 junio, 2017

Por

 

MIGUEL. Encantados de haberle escuchado
El artista estadounidense envolvió al público bajo su manto de R’n B. Si hasta el día de ayer era más profeta en su tierra que en la nuestra, tendremos a partir de ahora muy en cuenta al que vienen llamando el nuevo Prince. A modo de suculento aperitivo del black power de ayer en el PS, pudimos escuchar las canciones de Wildheart, el álbum que le ha llevado a la cima del estrellato.

SOLANGE. Dentro de un videoclip
Con una escenografía que dejó a todo el mundo boquiabierto, Solange interpretó las canciones de Seat at the Table acompañada de dos coristas y una banda de músicos que compartieron con ella las coreografías. Con paseíllo entre el público incluido, meneó cabellera, agitó el cuerpo y se mostró cercana y agradecida. Los que sufrimos ante los rumores de cancelación del concierto, pudimos finalmente disfrutar de un ejercicio visual-musical redondo.

KATE TEMPEST. Sin aliento
La británica hip hopera Kate Tempest interpretó las canciones de su último disco Let them in Chaos. Sus performance de spoken word de ayer te dejaba sin aliento. Su entonación subía y bajaba y ella seguía erre que erre hablando, desgarrando, protestando. Los que tuvimos la suerte de verla no respirábamos, aguantábamos cerca las palmas de las manos porque pensábamos que en algún momento iba a acabar, y entonces podríamos aplaudir, pero ella no callaba. Fue impresionante.

APHEX TWIN. Locura interactiva.
Aphex Twin trajo música, sí, y estuvo bien pero casi no nos acordamos porque nos dejó patidifusos con sus proyecciones. Si estabas en primera fila corrías el riesgo de ver tu cara deformándose progresivamente durante largos minutos no solo en las pantallas a izquierda y derecha del escenario sino también en las que formaban parte de la escenografía del músico. Hubo asesoramiento pop sobre celebridades patrias y por las pantallas desfilaron Jordi Hurtado, Chiquito de la Calzada, Belén Esteban, Pablo Iglesias y demás caras un tanto difíciles de identificar para una gran representación de público extranjero.

PHURPA- Misticismo Tibetano
Ver a Phurpa en escena impone. Escuchar los mantras tibetanos de este colectivo de la estepa rusa liderado por el músico Alexei Tegin supone enfrentarse a una propuesta musical totalmente desconocida que puede dar hasta miedo. Sentados en el suelo del Auditori y cubiertos de pies a cabeza ejecutaron su ejercicio de canto acompañados de trompetas, tambores y cuencos tibetanos. Programados a primera hora de la tarde, adentrarse en su trance fue un inicio ideal para la jornada del viernes.

SLEAFORD MODS -Punkismo
Cuando dos personajes con el descaro de los Sleaford Mods salen al escenario, empiezan a vomitar su rabia y la gente les empieza a abuchear y a tirar botellas, pueden tardar en darse cuenta que el motivo es porque no se les escucha. Después de abandonar dos veces el escenario e intentar otras tantas cantar Army Nights con los altavoces apagados, se arrancaron con una dedicatoria al técnico de sonido Mr Soundman, You’re Fucking Me Off. Su rap- punk enérgico, reivindicativo de la working class británica y con discursos anti austeridad cumplió todas las expectativas.

FRONT 242-Subidón subidón
El mítico grupo belga de electrónica industrial se subió al escenario Primavera para tocar su sesión de baile vintage . Ya tienen una edad pero conservan el don de hacer levantar los deditos del público, provocar saltos irregulares y desatar el desfase.

GRACE JONES-Grande
Habían pasado 7 años desde que actuó en el Sónar, roza la setentena pero sigue igual, incluso mejor. Este ser casi sobrenatural salió al escenario con un corsé que no le cubría ni los pechos y todo el cuerpo pintado con líneas blancas tribales que recordaban al body painting que le hizo en su día Keith Haring. Empezó con Nightclubbing ataviada con una máscara de calavera dorada que le cubría la cara y casi a cada canción se cambió el tocado, la falta, la cola…se puso una prótesis de pene de piel para interpretar My Jamaican Guy. Zapateó, hizo pole dance, dio un paseo interminable entre el público a lomos de un segurata  y sacó el hula-hop en Slave to the Rithm con bajada de escaleras incluida. Interpretó sus grandes éxitos y una canción nueva que dijo que no la podríamos escuchar porque no se encuentra. Dijo también que llevaba mucho tiempo en Jamaica y que estaba cansada de tanta Ganjah, que le dieran coca. Grande Grace.

HAIM-Sorpresa Sorpresa
La serie de conciertos Unexpected Primavera ha hecho ir al público más de culombio de lo habitual, pues se anunciaban casi a punto de empezar con la posibilidad que te encontraras viendo otro concierto en la otra punta del festival que tenías perfectamente agendado hacía días. Así nos perdimos a Arcade Fire tocando en un mini escenario desnudo para los pocos privilegiados que se enteraron o pasaban por allí. Entre estos conciertos estuvo el de Haim, que a mitad de concierto todavía seguía en la web con un interrogante, pero sí se anunció en la App y en Twitter, así que muchos esperaba en el Ray Ban a las hermanas californianas a las 3:00. Encantadas de la vida como siempre, dieron un concierto de 40 minutos en el que tocaron canciones de su nuevo trabajo Something to Tell You empezando con su nuevo single Whant you back pero no se ahorraron Don’t Save me o Falling de su aclamado Days Are Gone. Un buen e inesperado directo que supo a poco.

JOHN TALABOT DISCO SET-Danzad malditos
Las dos horas del disco set de John Talabot en el escenario Desperados Club Feat. Bowers & Wilkins Sound System fueron un regalo para los oídos. El Barcelonés levantó la pista con un set disco redondo absolutamente perfecto para el escenario más chiringuitero del Primavera. Al lado del mar, esta sesión fue un viaje por el lado más electrónico del disco que acabó evolucionando en italo disco y house.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial