Guerra de Youtubes

martes, 31 enero, 2012

Por

 

Ah, Youtube, ese momento de esparcimiento freak que le ha robado más dividendos a la productividad laboral mundial que la resaca y la gripe juntas. Esa bestia negra del tiempo perdido, ese “solo será un minuto” que puede convertirse fácilmente en dos semanas, esa vergüenza mezclada con placer y esa sensación de “no puede ser verdad” mientras le das una y otra vez al botón de repeat. Sí, en Barcelonés también caemos de vez en cuando en las redes de la procrastinación –aunque generalmente ya sabéis que no podemos parar de crear– y, aunque somos capaces de reírnos con casi todo (somos gente jovial) cada uno es de su padre y de su madre en lo que a vídeos se refiere. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Ahí va, una vez más, un trocito de nuestro corazón al desnudo. Solo para vosotros, queridos lectores.

Serge Nicolas, redacción
La peluquera maldita
No sé si es mi favorito, pero desde luego es uno de los que más veces he visto. Tantas que puedo decir todas las (brillantísimas) líneas de diálogo de las “actrices” sin mirar la pantalla y clavar los tiempos. Aún sigo ensayando las piruetas y el spagat final con la esperanza de representarlo por los pueblos de España este verano. Nota friki: la telenovela Valeria tiene un extraño récord en muertes absurdas: puñaladas traperas, congelaciones, estrangulameintos, envenenamientos e infartos en manicomios.
Imagen de previsualización de YouTube

 

Enric Adell, diseño
Humor amarillo 
Los japoneses serán muy educados y unos empleados eficientes, pero no son precisamente la alegría de la huerta. Sin embargo a la hora de gastarse bromas pesadas los unos a los otros no se andan con chiquitas y menos cuando la humillación va a ser retransmitida por televisión. En este caso las víctimas son los usuarios de un spa en medio de una pista de esquí, que no tienen ni idea de la malicia que se esconde en un comfortable sillón de masajes.
Imagen de previsualización de YouTube

 

Xisca Bestard, marketing
Oreja en tomate
El título ya es suficientemente explícito como para entrar en detalles. No es un hallazgo mío sino de un amigo que se llama Pol. Tiene una playlist única.
Imagen de previsualización de YouTube

 

Raül Vicent, diseño
El heredero de Bruce Lee
El video de tortazos en su máxima expresión. La caída involuntaria que se convierte, casi, en gag guionizado, en una coreografía a la altura de los más grandes. Nunca se vio tanto estilo al salir de plano: definitivamente, es el Charles Chaplin del S. XXI.
Imagen de previsualización de YouTube

 

Mònica Escudero, directora
Gallifantes
Todos los vídeos de esta serie de vídeos que hizo la agencia Shakelton me pirran. En ellos las madres de los propios creativos de la agencia intentan definir conceptos relacionados con el trabajo de sus hijos, como “trucho”, “plotter”, “briefing” o “viral”. La locución final, con una madre diciendo “qué preocupación, no sé a qué se dedica, dónde está, con quién va… ¡qué vida me hace llevar, qué pena de hijo!” me hace llorar de risa.
Imagen de previsualización de YouTube
Cati Bestard, publicidad
¡Nos pegan!
El sincericidio de la niña, que ante el desconcierto del periodista insiste ferozmente, y la tranquilidad de la profesora, que se cree que no están grabando. Gajes del directo.
Imagen de previsualización de YouTube

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial