Extraperlo canción a canción

miércoles, 16 marzo, 2016

Por

 

Extraperlo_ChusAntón_1
Extraperlo han publicado recientemente “Chill Aquí” (Canada, 2016), su tercer larga duración. Este sábado actuarán en el 5º aniversario de la editorial Canadá junto a El Último Vecino y Evripidis And His Tragedies. En este artículo explican su disco canción a canción.

Algo distinto
Fue la primera canción que compusimos para “Chill Aquí” aunque ha cambiado bastante desde el primer día. Encontramos la clave con el arpegiador que inicia la canción.  Se trata de unas letras más representativas del disco: si te metes en rutinas y círculos aburridos cualquier ciudad es un coñazo, en tu mano está cambiar la ruta para disfrutar de aquello que te envuelve.

La Celosa
Salió de una tarde en busca de un loop de funk. Nos gusta como alterna el sinte con las guitarras en el arreglo principal, tres líneas distintas que encajan conformando una unidad. El estribillo en cambio se vacía y te da esa sensación de fiesta latina en un rascacielos en Los Ángeles con el sinte en plan “You Can Call Me Al” y la melodía medio acubanada. Los celos es una de las peores cosas que uno puede sentir, te convierten en un ser mezquino, poco brillante y cero atractivo. Todos hemos tenido celos, no aportas nada y te sientes muy mal. Quien canta su mal espanta.

Ritmo Privado
Una de las canciones más sensibles del disco, un primer beso robado en la oscuridad que convierte la amistad profunda en una obsesión sentimental y amorosa. Ella solo jugaba, tú ni siquiera tenías noticias del juego, pero obviamente eres un ingenuo y serás tú quien se queme. Te atrapa un detalle, su lengua caliente. Un beso con una lengua caliente es irresistible, no es común, enaltece a la otra persona, y el efecto puede durar años. Aprendes a querer de otra manera, aunque resulta difícil.

Ciudad Oasis
Es una de las canciones más bonitas que hemos escrito jamás. Hablamos de nuestra ciudad, convertida en un parque temático para turistas, y de cómo los habitantes de Barcelona activan sus planes escapistas entre las ruinas de la ciudad con sustancias que te hacen ver la vida de otra manera. El estribillo quizás sea una de las cosas más encantadoras que hayamos hecho nunca.

¿Y si fuera una mujer?
Es una canción de pop que habla de lo frustrante que resulta ser un hombre enamorado de una lesbiana. Has llegado a pensar en cambiarte de sexo para agradarla pero el sufrimiento no merece la pena, seguramente te dejaría más tarde como ha hecho con el resto de sus parejas. Si el amor es puro, eres capaz de abstraerte como individuo y contentarte con la felicidad de la otra persona. Mejor aceptar tu suerte, desear lo mejor a quien quieres y cambiar de foco.

Lo Nuevo y Lo viejo
Es un tema con mucha raíz de R&B pero llevado a un punto bastante futuro. Habla del constante equilibrio de fuerzas entre la novedad y aquello que te reconforta. Como lo nuevo se vuelve después confortable y por lo tanto viejo. El deseo por la novedad frente a la necesidad de saber qué va a acontecer. La seguridad de que aunque no quieras puedes acabar dando los mismos pasos de nuevo para encontrar lo mismo pero de otra manera.

Chill Aquí
Es quizás la canción más transversal y liviana del disco. Nos metemos en un groove y no salimos de ahí. El estribillo es luminoso y te cuenta algo muy sencillo en consonancia con Algo Distinto. Puedes estar jodido, sin trabajo y tener tu cabeza puesta en irte a Berlín -te han dicho que allí todo es fácil-, pero si ves a alguien sorprendente sin compañía en un bar es posible que concentres todo tu deseo en que te mire. Si eso sucede es que quieres encontrar un motivo para no abandonar tu ciudad.

Mecánica Moderna
Quizás tenga uno de los estribillos más potentes del disco y se trate de un acercamiento fresco a nuestra vertiente más mediterránea. La letra le canta a nuestros haters de Internet y los desafía a escuchar aquello que no pueden parar. Desde nuestro primer disco hasta ahora, hemos detectado como nuestra música ofende a alguna gente que no duda en ponernos guapos en las redes. Es algo que no nos amarga en absoluto, pero es absurdo hacer ver que no lees las cosas feas que la gente escribe sobre ti. Eso sí, nosotros preferimos expresarnos haciendo canciones que rajando por twitter.

No me toques por la Espalda
Es una letra sarcástica cien por cien sobre alguien a quien detestas sin ningún motivo de peso. No ha insultado a tu madre, no se ha follado a tu novia ni tienes consciencia de que hable mal de ti a tus espaldas. Es algo irracional, lo ves y pierdes en calidad de vida, te habla y te deprime. Y lo más importante, quizás el único motivo real que justifica tu déficit afectivo hacia él, cuando te ve a lo lejos se acerca y llama tu atención posando su mano lánguida sobre tu espalda. Eso te produce tal escalofrío que has desarrollado un sexto sentido solo para detectar la presencia de esa persona a tu alrededor.

Klavier
Hay muchas maneras de envejecer y seguramente el bar Klavier responde a una tipología muy concreta. Battiato cantaba en La Estación de los Amores que “los deseos no envejecen a pesar de la edad” y a esa premisa responde la canción. Empezamos a ir al Klavier hace un par de años, hemos pasado largas noches cantando canciones de Julio Iglesias o Luz Casal junto al pianista Joan Miró, ex Lone Star. En el Klavier todo el mundo se aferra a la juventud desde su edad avanzada, somos siempre muy bien recibidos, somos el link a esa idea. Algo parecido a La Gran Belleza en el fondo, pero con menos dinero y moda de por medio. Mola.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial