Del papel a la pantalla: las cinco favoritas de Cels Piñol

viernes, 6 marzo, 2015

Por

 


“La verdad es que me gustan más los mutantes que los agentes secretos británicos” decía uno de los personajes de Fan con Nata, al debatirse entre la compra mensual de cómics y el poder ir a ver Goldeneye al cine. Con el tiempo, las referencias cinematográficas han llegado casi a superar a las tebeísticas en la obra de Cels Piñol; se han vuelto, como diría Marc Pastor, más culturalmente dispersas. Coincidiendo con el workshop en el que el autor de Fanhunter hará un repaso a la figura del superhéroe, desde sus orígenes en historias de veintidós páginas hasta sus adaptaciones al cine y a la televisión, le pedimos a Cels Piñol una lista con sus cinco películas basadas en cómics predilectas.

SUPERMAN/ SUPERMAN II
Antes del Superman quejumbroso de Singer y el rompecuellos de Snyder, Richard Donner nos prometió que creeríamos que un hombre podía volar. Y cumplió su promesa a la vez que firmaba las dos cintas más icónicas del hombre de acero: “Se filmaron con respeto al personaje y, sobre todo, sin complejos hacia los espectadores, algo que se perdió hasta la llegada del Batman de Tim Burton” sentencia Cels, comparando las franquicias originales de Superman y del cruzado enmascarado. No en vano, ambas acabarían compartiendo trayectoria: de sus cuatro respectivos títulos, las más celebradas siempre fueron las dos primeras entregas.

DARKMAN
“Es un tebeo. Puro tebeo” dice el dibujante sobre la que terminaría siendo primera parte de una trilogía cinematográfica del cine fantástico contemporáneo. Lo dice a sabiendas de que Darkman no se basa -pese a que la intención primera del director Posesión Infernal era adaptar al personaje pulp The Shadow a la gran pantalla- en ningún material existente, pero tiene todos los tics propios del género. La película protagonizada por el hombre de los mil rostros sería la mejor tarjeta de presentación para un Sam Raimi que se vería años después a los mandos de la franquicia arácnida, llegando a lo pluscuamperfecto con Spider-Man II.

LOS VENGADORES
“Da coherencia a todo el universo cinéfilo de Marvel y vuelve a hacerte creer en lo imposible” son las palabras que dedica Piñol al blockbuster de Joss Whedon. Más allá de la calidad de producto como brillante artefacto de entretenimiento, la importancia del título radica en servir de receptáculo para la convergencia de los buques insignia de la editorial que ya habían gozado de adaptación cinematográfica. El experimento salió redondo y demostró que la única respuesta a una comunidad de espectadores asentada en el consumo de series televisivas era virar al género, precisamente, hacia ese gusto por lo serial que ya encontramos en los cómics originales.

EL PROTEGIDO
“Se contagia de los superhéroes intimistas y oscuros de los noventa. Lleva el papel a la pantalla con todos los honores” deja claro Cels sobre la película de un Shyamalan al que no se le ha perdonado -estrechez de miras ridícula- nada rodado posteriormente. También hay que dejar clara otra cosa: El Protegido abrió el camino a propuestas como Batman Begins, donde la figura del héroe era reducida a una expresión tan minimalista como reconocible en su iconografía más básica. La primera visión eminentemente adulta del género la encontramos aquí, siendo además, como en Darkman, una película sustentada sobre un libreto original.

EL CAPITÁN AMÉRICA: SOLDADO DE INVIERNO
Basada en uno de los arcos escritos por Ed Brubaker hace ahora diez años, la secuela del Capitán América mira ya no solo a las bases sobre las que se sienta el material que quiere trasladar al cine, si no la retrocontinuidad que caracteriza al universo de ficción que sustenta estas historias cuando un escriba decide poner patas arribas lo que dábamos por sabido de éste o aquél personaje. Con una capacidad de síntesis encomiable -con únicamente dos películas han destilado 65 años de historietas-, el futuro al que apuntan films de este calibre no puede ser más prometedor: “La épica, el humor, la tensión y el carisma de Marvel, además de otras muchas cosas, impregnan el metraje de esta joya”.

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial