De vegetarianos y carnívoros

¿Quién dijo que los vegetarianos y los carnívoros no podían ser amigos? Por

Negro carbón: un viaje cárnico

Comemos en el restaurante Negro Carbón. Por

Bootleg, mi bar de referencia

Pocos son los establecimientos nuevos que perduren en el tiempo en la vorágine de la ciudad condal. Por eso tener un lugar de referencia hoy en día es todo un privilegio, porque implica pasar por un proceso largo y poco común en la ajetreada vida que llevamos. ¿Y tú, tienes un bar de referencia? Por

Messié Pizza: la pizzería amiga

No es un bar, tampoco un restaurante, es tu pizzería amiga. En Torrent de l’Olla casi con Travessera de Gràcia te esperan porciones de pizza hecha en casa a 2,50€ y cañas a 1€ hasta las 21:00. Por

Un buen ramen japonés

Por la calle Girona, entre Rosselló y Còrsega, se esconde un restaurante japonés sin parangón. Es un secreto a voces: “en el Ramen-ya Hiro sirven el mejor ramen de Barcelona”. Por

El bocadillo del Guixot

La próxima vez que paséis por Riereta con Aurora, deteneos, buscad un cartel negro con la palabra “Guixot” impresa en dorado y entrad por la puerta sin pensároslo dos veces. Por

Paraíso dulce y salado

Parece que últimamente la gente no deja de hacer "brunchs", término anglosajón para denominar una realidad que a muchos nos encanta: desayunar y almorzar a la vez. Es cosa de pasearse un domingo por la ciudad y ver que hay una gran variedad de sitios donde sirven desde unas tostadas hasta un plato de humus, da igual la hora que vayas. Barceloneses, aceptad el brunch, porque como uno de esos guiris que se enamoran de la ciudad y se quedan, este fenómeno se ha asentado en el haber de las costumbres de la ciudad condal. Por