Un oráculo do it yourself

Miércoles, 11 diciembre, 2013

Por

 

Foto: Raquel Pura de 3 deseos y medio

Hace cinco años, Deborah Marín empezó a escribir. Desde entonces, la escritura se ha convertido en su herramienta más poderosa para generar cambios en sí misma y en su vida. Confiesa que escribir se ha convertido en su terapia y que a través de ella está logrando convertirse en la persona que siempre quiso ser. ¿Y tú? ¿Sabes ya qué tipo de persona quieres llegar a ser? Ella tampoco lo sabía.

Para los que aún no la conozcan esta barcelonesa de 32 años es toda una “celebrity” dentro del mundillo crafty a nivel nacional. En 2008, comenzó su marca Dumbo (junto a su chico) y su blog con el que ya reclutó un buen cupo de seguidoras gracias a su transparencia y su singularidad. Dos años después inauguró el Club Handmade (junto a su amiga Nadia de la marca Sietedelonce que puede presumir de ser el primer club social en Barcelona que organizaba reuniones de chicas “para hacer sus cosas”. Dado el éxito cosechado, la propuesta amplió sus fronteras y así nació Craft and the city, la primera iniciativa craft de fin de semana que combinaba turismo, creatividad y amistad. A estas alturas de la película ya había quedado más que claro el olfato empresarial de esta mente inquieta y su capacidad innata para inspirar y contagiar su entusiasmo a otras personas. Después le siguieron varios proyectos relacionados con temas de coaching (aunque ella reniega de esta etiqueta y se siente más bien como una guía de emprendedoras modernas): su actual alter ego, Oye Deb!; Tu empresa Handmade , una manual paso a paso para montar tu propia empresa; y El Ideatorio, un itinerario en 16 jornadas dedicadas a encontrar la idea de negocio que mejor se adapta a tu forma de ser. Ahora, tras una primera edición de verano, llega Mi diario de invierno , una experiencia de autodescubrimiento a través de la escritura. “El fondo de mi discurso es siempre el mismo: conócete, aprende quién eres, descubre lo que quieres y cómo lo quieres, y luego traza un plan, individual e hiperpersonal, para alcanzar tus objetivos.”


Parece sencillo pero no lo es tanto. El suyo ha sido un largo recorrido y a través de sus distintas iniciativas lo que pretende es dar apoyo y servir de guía a personas que se sienten como ella se sentía, atrapada en un trabajo seguro pero aburrido y con una necesidad apremiante de desarrollar todo su potencial con el objetivo de encontrar una fórmula personal e intransferible para ser feliz. A pesar de haberse mantenido siempre en la línea del emprendimiento, Deborah es consciente de que muchas de sus seguidoras, pese a soñar con dejar sus empleos o montar alguna otra cosa, carecen de este espíritu y simplemente buscan sentirse mejor consigo mismas. “Lo único que me motiva es hacer pensar a los demás y conseguir que tomen acción y disfruten más de sus vidas siendo como son. Me interesa la libertad personal en todas sus variantes, por eso mi foco está en el autoempleo, en trabajar para una misma y gestionar nuestra vida como mejor nos parezca.” Ella lo ha probado casi todo, ha leído montones de libros, manuales, ha hecho cursos, talleres….etc y expone de forma lógica, y siempre desde una perspectiva honesta y práctica huyendo de paternalismos, las estrategias y ejercicios que más útiles le han resultado para llegar a la autoocupación a través del descubrimiento personal. Porque es ahí donde radica el éxito de su propuesta.

Siguiendo este mismo planteamiento, el pasado verano ya lanzó su primer “taller” de escritura online. “No es un curso de escritura, de hecho, no es ni un curso, lo planteo como una experiencia personal. Las propuestas son totalmente íntimas y tocan temas íntimos y sentimientos a veces complejos; se trata de que una misma arroje luz y ponga orden a sus sensaciones y pensamientos a través de la escritura, pero sin fijarse en la forma, no se trata de hacerlo bonito sino de hacerlo.” Y es que Deborah considera que a través de la escritura obtenemos auténticas revelaciones, “un diario personal te da todas las respuestas, un diario personal es un oráculo en modo do it yourself”, y todo esto “por menos del precio de una hora de terapia”.

No existe un camino único idéntico para todos, ni fórmulas mágicas, ni soluciones dadas. “Si no haces nada, no pasará nada”. Si buscas resultados, te los tienes que currar. Respecto a las impresiones recogidas de la experiencia anterior, “la gente que había tenido constancia y había seguido los ejercicios estaban felices y decían que habían notado todo tipo de cambios en sus vidas, a muchos niveles. Obviamente no es mérito mío, (…) la pelota está siempre en el tejado del otro”.

Mi diario de invierno es un itinerario de 91 días (del 21 de diciembre al 21 de marzo) en el que semanalmente se propondrá un tema que trabajar y sobre el que escribir. Éste sería el punto de partida pero ya avanzamos que Deborah siempre se guarda unos buenos ases en la manga para sorprender, profundizar (quien así lo desee) y acompañar a sus seguidoras en esta aventura interior. Puedes dedicarle media hora a la semana o pasarte los días escribiendo. Nadie va a leer ni corregir los textos, no es necesario haber escrito antes ni se valorará el talento narrativo de cada uno. Como dice Deborah, “se trata de dejar de juzgarte y simplemente volcar tus ideas y pensamientos sobre el papel. Tu tienes todas las respuestas.”

Promete resultados desde el primer día, ¿os apuntáis?

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial