Nosotros también somos Charlie: Dibujos o barbarie

viernes, 9 enero, 2015

Por

 

El horror del miércoles no se puede describir con palabras, aunque tanto los medios como gran parte de los usuarios de redes sociales han intentado hacerlo en los dos últimos días. Se ha hablado mucho de las creencias y presumibles raíces de los asesinos, se han activado los protocolos de seguridad pertinentes y, como siempre, las opiniones han oscilado entre el comprensible dolor, la necesaria repulsa y la xenofobia más infame. El terror con el que habíamos convivido este siglo se basaba en lo irracional: las víctimas que se cobraba las generaba la geografía; se provocaba dolor a grupos tan heterogéneos como el azar quisiera que fuesen. Pero esta vez no. Esta vez el terror se esmeró en no fallar y trazó su diana en personas que hablaban el lenguaje más elevado que se conoce: el humor, defendido con uñas y dientes por el equipo de un diario satírico francés empuñando únicamente lápices, folios y litros de tinta.

Éste no es el lugar donde expresar mi opinión sobre las voces que quieren dar cobertura ideológica al acto terrorista, pero de hacerlo usaría varias veces las palabras “muñeco”, “ficción” y “pena”. Tampoco imagino peor momento que el de ahora para centrar la atención en trazar líneas que separen mapas e ídolos. No se puede entender la matanza de esta semana de forma diferente a lo que realmente es: la barbarie atacando de forma frontal a la libertad de expresión. Poca atención se ha prestado a que las víctimas -además de dos policías, un economista, una psiquiatra, un corrector, un encargado de mantenimiento y un periodista por los que guardamos luto- eran cuatro dibujantes y un director que los acogió en su publicación para enfrentarse a la realidad de la única forma que sabían: con sentido del humor y armados de ideas que representaban de forma gráfica. Los autores –previa y reiteradamente amenazados de muerte- que perecieron en el brutal atentado sabían que si dejaban de dibujar, los malos habían ganado; los autores con los que contactamos para pedirles que realizasen las ilustraciones que acompañan estas líneas, también lo saben. Y hoy los malos no van a ganar.

Esta tarde se ha convocado una concentración en Plaza Catalunya a las 20h en solidaridad a los compañeros de Charlie Hebdo y en defensa de la libertad de expresión. Nos vemos allí lápices en alto, deseo. No tenemos miedo.

Lo único que tenemos y seguiremos teniendo son dibujos.

Àlex Santaló (17)

Suze F. + Didac Alcaraz (Superfly)

Ross Aguiñaga (Pecadorama)

Marc Torices (El Perro Cornelius)

Marc Torices (El Perro Cornelius)

David M. Buisán (Cinemanía)

Cels Piñol (Fanhunter)

Chema Pamundi (Dragonadas)

Carlos de Diego (Grandes verdades de la humanidad)

Burnin' Percebes (Ventura Time)

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial