MORITZ EPIDOR

Lunes, 25 mayo, 2009

Por

 

foto-cistella-epidor_web

Cuando se trata de cerveza, nunca es tarde para recuperar el tiempo perdido. El exitoso regreso de la cerveza Moritz, fundada en 1856 y desaparecida en 1978, hace ahora cinco años, no podría ser completo sin una línea de mucho cuerpo (y gradación alcohólica) para paladares ávidos de sensaciones fuertes.

Moritz lanzó por primera vez la Epidor en julio de 1923 para hacerse con un lugar en el mercado de las cervezas extra. Ahora, con su recuperación la marca completa una familia de cervezas para todos los gustos –la rubia tradicional, la sin alcohol Agua de Moritz y la artesanal y sin pasteurizar Alfa–, y con un sello marcadamente barcelonés y de gran calidad.

La imagen de Moritz es un diseño de América Sánchez

La imagen de Moritz es un diseño de América Sánchez

El ingrediente principal de la Epidor es, además del agua del manantial Font D’Or del Montseny, seña de identidad de la fábrica de la Ronda Sant Antoni, la malta caramel, que le proporciona un sabor contundente y un color oscuro muy apreciado por los connaisseurs.

Pensada para disfrutar en boca más que no como una bebida puramente recreacional, la Moritz Epidor contiene un 7,2% de alcohol en volumen y está especialmente recomendada para acompañar platos de gusto intenso como los quesos o embutidos.

No es que sea necesario caminar mucho por la ciudad para encontrar la Epidor, pero ocurre que Moritz viene cuidando mucho su imagen –el reconocido diseñador América Sánchez se ha encargado de la adaptación de la imagen–, así que ha decidido aliarse con otra marca barcelonesa de sonido alemán para crear el modelo de zapatillas urbanas Acropol junto a Munich.

Moritz by Munich en negro

Moritz by Munich en negro

Moritz by Munich en plata

Moritz by Munich en plata

Barcelonés está editado por
Until We Change It.

Contactar para oportunidades de
Publicidad.

Política Editorial